Archivos para 17 noviembre, 2010

Uno de los libros que más me ha causado impresión es “El guardián entre el centeno”. Nunca había oído hablar de esta obra hasta que su autor, J. D. Salinger, murió en Enero de este año. Aunque haya pasado casi un año, el libro me lo leí la semana pasada, en dos tardes, ya que no es muy largo.

Trata la historia de Holden Caulfield, el protagonista, un joven de 17 años algo peculiar, con un lado de la cabeza lleno de canas. Es un estudiante pésimo, le han echado de varios colegios y odia las palabras cursis, cultas y sobre todo, a las personas hipócritas y mentirosas. Aunque suele ser carismático, también se muestra en varias ocasiones muy sarcástico. Cuenta como le expulsan del colegio, sus inquietudes con el sexo, cosa que no llega a entender y es virgen, algo que le importa pero le preocupa a la vez.

Salinger utiliza un lenguaje directo, desnudo, con numerosas palabrotas. Debo reconocer que a mí me ha llamado la atención, asique no diremos a los lectores cuando se publicó el libro, ya que fue en los años 50. Aunque el protagonista pueda parecer raro al manifestar su ansiedad adolescente y su desconocimiento e incomprensión del mundo, en el fondo, refleja muy bien lo que el ser humano vive en dicho periodo de la vida. Incluso muchos críticos han manifestado su malestar por la psicología y la forma de comportarse de Holden, pero al final demuestra que es buen chico, ya que no abandona a su hermana, como tenía pensado hacer.

Además del sexo, otro de los temas que el autor expone es la inmadurez del adolescente mediante el gasto del dinero. Holden viene de una familia neoyorquina de clase media, incluso me atrevo a decir de clase alta, manejando dinero. El protagonista gasta y gasta hasta que se ve obligado a pedir dinero a su hermana pequeña, aunque cuando ésta le explica que el dinero que le presta pertenece a sus ahorros para los regalos de Navidad, Holden intenta gastar lo menos posible.

Este libro causó gran controversia en los EE UU por tratar sin tapujos temas tan complicados de la época (mediados del siglo XX) como la droga, el sexo o la prostitución. Incluso vieron a Holden como un instigador de masas. El libro fue prohibido. “El guardián sobre el centeno” ha llegado tan lejos que ha influido en grupos de música, sale en las películas “Conspiración” y “El resplandor”, en un capítulo de la serie “Me llamo Earl”, incluso algunos asesinos conocidos del siglo pasado se han visto relacionados con Holden.

Creo que no hace falta decir más sobre esta obra maestra, indispensable para entender que les pasa en algunas ocasiones a los adolescentes para protagonizar ciertos actos.