Archivos para 20 diciembre, 2010

Es simpático, el imbécil

Publicado: 20 diciembre, 2010 de palestradigital en Deporte, Futbol y otros deportes, Periodismo

danimc88

Tengo que decir que el título no es mío. Pertenece a uno de los artículos escritos por Arturo Pérez- Reverte en su libro Cuándo éramos honrados mercenarios, cuya lectura recomiendo para comprender tanto interna como externamente al periodista de Cartagena. Al lío. En ese artículo se decía que cuando alguien decía alguna cosa para llamar la atención, algo que estaba fuera de lugar, en privado se decía “es simpático, el imbécil”.

Viene esto a colación de las declaraciones tanto de José Mourinho como de Jose María Del Nido que cada día nos obsequian con unas cuantas perlas dignas de ser expuestas ante la opinión pública. Deberían escribir un libro. Ya me imagino el título: “Cómo avergonzar a tu hinchada en 8 palabras o menos”. Serían best-sellers, seguro.

Cuando al acabar el partido de ayer, el presidente del Sevilla, Jose María Del Nido dice que “la presión que le meten al colegiado lo ha visto todo el campo. Es una táctica diseñada, preconstituida y entrenada para que el árbitro no pite con la clarividencia adecuada”. Eso lo dice el presidente de un equipo al que le han perdonado un penalti, que ha jugado casi toda la segunda parte con un jugador más por expulsión más que rigurosa de Ricardo Carvalho (sacar tarjeta en un salto así, no se le ocurre ni al que asó la manteca), al que se le han perdonado un montón de tarjetas. Y añade el letrado implicado en el escándalo de  corrupción del Ayuntamiento de Marbella que “llevo 25 años sin hablar de los árbitros y el análisis se lo dejo a otros”. Pues si llega a hablar, arde Troya. Es fascinante la cara dura que tienen algunos hombres que se presumen hachos y derechos (53 añitos que tiene el señor Del Niu como le rebautizó Joan Lapora y sigue diciendo estas tonterías).

Y eso sin olvidar la cantinela de los derechos televisivos, que hacen que “La Liga española sea la quinta o la sexta de Europa”. Puede que en el fondo tenga razón el señor Del Nido. Pero el Sevilla no cayó eliminado en la fase previa de la Champions contra el “todopoderoso” Sporting de Braga por el mal reparto de los derechos televisivos. No ha caído de milagro en la fase de grupos de la Europa League ante los imbatibles Borussia de Dortmund, PSG y Karpaty(¿¿??) por los derechos de televisión y su equipo va 11º en la “quinta o sexta liga de Europa” por los derechos de Televisión. Señor Del Nido: lo que mata al Sevilla es el doble pivote Romaric-Zokora, el inoperante y vago Luis Fabiano, el negado Negredo, las lesiones de Jesús Navas y Perotti, la falta de recambios par Kanouté y Navas, la falta de un sólo defensa de garantías (lo de Cáceres y Dabo es una broma de mal gusto para el aficionado sevillista). Estoy a favor de igualar los derechos de televisión, pero no puede ser eso el escudo que use repetida y sistemáticamente para eludir errores nefastos de la dirección deportiva sevillista que usted preside.

Mourinho, por su parte, creo que no ha dejado a nadie sin criticar, salvo a Florentino. El portugués es inteligente y sabe a qué sombrilla hay que arrimarse para no achicharrase en el club blanco. Ayer le tocó el turno a Valdano (cuyas funciones, en caso de que las tenga, que no está claro todavía, son a todas luces ineficaces o no son cumplidas debidamente). Todavía nadie ha sabido explicar fehacientemente, qué pinta Valdano en el Real Madrid. ¿Qué es? ¿Presidente? ¿Director deportivo? ¿Entrenador? ¿Utillero? Ayer Mourinho reclamó que el argentino debe defender más al club, no sólo el portugués. No suelo coincidir en casi nada de lo que dice Mou, pero en este caso lleva razón. Valdano debería defender al club ante los medios de Comunicación, aunque fuera alguna vez. Por probar. A ver qué pasa.

Muchos me preguntan si soy pro o anti Mou. Ni uno ni otro. Sinceramente. Creo que es u gran entrenador, aunque algo amarrategui (muy defensivo, en ocasiones) pero que sabe bien cómo llevar un grupo y saca gran partido de la plantilla que tiene bajo sus órdenes. Y odio al tipo que habla ante la prensa, poniéndose “del 0 al 10, un 11” porque eso crea odio y enemistad del resto del país y del mundo hacia el equipo al que dirige. Y el Madrid no necesita más enemigos. Hay que diferenciar muy bien el Mourinho A del B, del entrenador capaz y triunfador del payasete, más o menos gracioso, que caerá bien o no, en las ruedas de prensa. Son dos Mourinhos diferentesy, como tal, me merecen dos opiniones bien diferenciadas. Supongo que como a todo aficionado sensato.

De vez en cuando el fútbol español se ve asediado por gente así. Menos mal que gente como Guardiola, Garrido y alguno más nos recuerda que se puede hacer muy bien tu trabajo sin meterse en camisas de once varas, sin menospreciar a nadie y con la educación por bandera. Guardiola no se puso un “11” cuando ganó el sextete, ni se lo pondrá nunca. Por el contrario, Dani Alves se puso un 12 “por quedar por encima de Mourinho”. En todas las familias hay una oveja negra. Lástima.

El Madrid vence en el día del apaleamiento

Publicado: 20 diciembre, 2010 de palestradigital en Deporte, Futbol y otros deportes, Periodismo

danimc88

Los Real Madrid- Sevilla siempre han tenido un gran atractivo para el espectador neutral. Son como eran esos legendarios Barça- Atlético que siempre aseguraban goles y emoción a partes iguales. Pero ayer no ocurrió nada de eso. Fútbol, niet. Emoción, tampoco. Lo que hubo fue una guerra campal. Fue como el día del apaleamiento. Lo que ocurre es que en lugar de sacudirle a las pobres serpientes, se sacudieron todos hasta que se aburrieron. Lo cual, estando en el campo Lass, Khedira, Zokora, Romaric, Dabo.. tardó en producirse.

En defensa de los futbolistas presentes ayer en el estadio Santiago Bernabéu hay que decir que, ambos equipos, acudían al choque con varias bajas: ocho el Sevilla (entre ellas Kanouté, Perotti y Jesús Navas) y siete el Madrid (entre ellas Marcelo, Xabi Alonso y el Pipa Higuaín). Casi ná. En ocasiones sé que me vuelvo repetitivo con lo de poner a futbolistas de calidad en el medio campo que sepan llevar el tempo de los partidos, que se asocien, que sepan dirigir un equipo de fútbol, pero es la realidad. Cuando uno ve que equipos Champions (considero al Sevilla de este nivel a pesar de su mal momento) salen con un doble pivote tales como : Romaric-Zokora y Lass-Khedira se le cae el alma a los pies. Así ocurrió. Fútbol poco. Y lo poco que hubo lo puso un hombre que parece medio pero que importa como tres. Ángel “el fideo” Di María. Del Sevilla, los intentos desesperados de Negredo por demstrar que dentro de ese corpachón hay un delantero centro. No digo ya bueno, digo uno. Simplemente. Hizo bueno a Benzemá. Con eso, creo que está todo dicho. No incidiré más en el hecho de que el francés cada día se esfuerza más en demostrar que en un spring contra mi abuelo octogenario no tendría nada que hacer. Es vago y se empeña en demostrarlo. Y la gente le pita. Normal. Díganme cuándo fue la última vez que Higuaín se llevó una pitada así. Nunca. El argentino lo deja todo en el campo. Es carne y sangre madridista. Llegó con 19 años y es casi un canterano. La gente lo adora. No se trata de los goles que marque o no. Es una filosofía de vida. Uno lucha contra la corriente. El francés deja que le arrastre. Si sigue así, se ahogará.

Decía antes que me encantan los futbolistas que marcan los ritmos de los partidos. Los que marcan el signo de los encuentros. Pues ahora vamos a jugar más tranquilos. Ahora, metemos una marcha más. Ayer, viendo a Dani Parejo tocando y mandando en el centro del campo del Getafe me pregunté más de una y más de dos veces (con exasperante masoquismo) qué hacía ese chaval en el Getafe, con todos mis respetos y admiración a este equipo y a su estilo, y qué narices pintaban Lass y Khedira llevando la manija del Madrid. El propio Mourinho lo reconoció: “No hubo partido. No habría pagado ni un euro por ver este partido. Si lo viera en casa, cambiaría de canal y pondría uno de la liga de Vietnam”. Más claro, agua. Luego se extrañarán los mandamases blancos cunado la gente se cisque en la madre que los parió y en sus fallecidos más y menos recientes. El gol lo marcó Di María, una de las grandes jugadas que tiene el argentino. El madridismo está loco con Ozil (yo también) al que tributa siempre la mayor ovación cada vez que es retirado del campo y a veces se tiende a olvidar la función del argentino. Error. El Fideo está arriba y abajo y lleva 6 goles esta temporada (5 en Liga y 1 en Champions).Es extremo y lateral al mismo tiempo. Ha sabido ganarse el cariño de la gente. Lo ha entendido rápido. Hay quien todavía no lo entiende o se hace el loco.

Del árbitro prefiero no hablar demasiado. Eso le corresponde a los buenos analistas (pocos, por cierto) y a los dirigentes de la FEF y de los equipos. Simplemente decir que cuando los dos equipos se quejan del árbitro, el colegiado lo ha hecho mal de collons. Entre los errores más flagrantes, el penalti no pitado a Granero (bien ayer el canterano, de lo mejor junto con Di María y detalles de Ozil), la segunda amarilla a Carvalho podía habérsela ahorrado y dos fueras de juego mal pitados a Ozil que dejaban al pequeño genio alemán sólo ante Palop que perdía tiempo desde el minuto 5. Me consta que es un gran profesional, Palop, digo. Pero tiene actitudes que debería corregir este magnífico portero. Del Sevilla nada reseñable, salvo patadas y la ocasión de Negredo que se reivindicó en el Bernabéu: tenía pocas opciones de volver. Ahora, ninguna. Las mismas que los árbitros españoles de convertirse en grandes colegiados. O las mismas que Mournho y Valdano de llevarse bien. El madridismo llora a Xabi Alonso para que vuelva cuanto antes. Y a Marcelo. Y se comenta que Florentino está haciendo peregrinaje a la casa de Higuaín día sí y día también a ver cómo va esa hernia que tiene en vilo al madridismo entero. Con el Pipa, no es que se cace con perro, se caza con una jauría. Visto, lo visto, ahora mismo, mejor cazar solo antes que con el gato galo.