Así podríamos decirles a los señores mandatarios de occidente por declarar la guerra a Gadafi. Sí, porque las cosas se deben llamar por su nombre, y no irse por las ramas en temas tan importantes con la utilización de sinónimos como operación o intervención, vamos, que ya estamos otra vez con jueguecitos semánticos como en el inicio de la crisis económica, allá a finales de 2007 y principios del año siguiente, justo en plena campaña electoral.

Cuando la guerra de Irak,  ya han pasado ocho años, era todavía muy joven pero nunca me dio por oponerme al apoyo de Aznar a Bush y Blair. Es más, en temas internacionales, creo que España se vio beneficiada en este asunto. Mucha gente pobló las calles llamando “asesinos” a los del PP, entre ellos Zapatero con sus ex amigos de la ceja con pancarta en mano y chapa de “No a la guerra”. Los Bardem, Miguel Ríos, Almodóvar, Ana Belén y Víctor Manuel, Tina Sainz… todos juntos abarrotando las grandes avenidas de Madrid en un clima festivo y pacifista para gritar a los cuatro vientos lo malo que era la derecha española por apoyar una guerra. Pero ahora los tiempos han cambiado. Zapatero se alía Obama y Sarkozy para bombardear en Libia los bastiones de su dictador y los mismos que hace años se oponían ahora callan como auténticos bellacos, como si el tiempo les hubiera transformado la forma de pensar y actuar de una manera radical.

Las comparaciones son odiosas. Que si España no es Grecia. Que si Libia no es Irak. Aunque haya diferencias, la idea transcendental de la posición de los aliados es la misma en Libia que en Irak, es decir, intervenir por la vía de las armas un país para frenar los excesos de un régimen dictatorial y traer nuestro sistema, la democracia. Esto es lo que hicimos en Irak, lo que cambian son los pretextos. Antes invadimos el país por las armas de destrucción masivas, que eran los gases y el armamento químico que Sadam Husein tenía porque EE UU se lo vendió en los años 90 cuando la primera guerra y la invasión de Kuwait y en Libia se pone a Gadafi y la masacre a su pueblo.  A esta idea transcendental hay que sumarle, como no puede ser de otra manera, los intereses económicos. No nos podemos engañar nosotros mismos con un arrebato de buenismo caritativo cuando Gadafi lleva masacrando a su pueblo cuarenta años. Lo que pasa es que a occidente le ha venido bien un dictador como éste, porque Libia es un país estratégico en petróleo y gas, y si algo tienen los personajes sanguinarios como Gadafi es la estabilidad, algo que nos viene de perlas, aunque los más damnificados sea la población de estos países.

Podría escribir líneas y líneas sobre las diferencias y las semejanzas entre Irak y Libia, pero creo sinceramente que no debemos perder el tiempo en un asunto tan politizado y mezquino. El PSOE ahora apoya una guerra contra un asesino, poniendo a disposición nuestras fuerzas armadas. Ahora lo que debemos de exigir es que en el Congreso, donde ayer todas las fuerzas excepto dos se aliaron con el gobierno, es exigir saber los asuntos que conlleva esta postura. ¿Qué vamos hacer en Libia?  Vamos a imponer una democracia, a reconstruir el país o a que enviamos a los soldados. Esto es lo primero. Es una tontería gastar bombas a diestro y siniestro sí luego Gadafi y sus secuaces van a quedar impunes ante las fechorías que ha cometido. No queremos volver a ser el hazme reír con intervenciones militares a otros países que luego terminan de manera ridícula. Se necesita una fuerza que lidere la operación, y Obama no está por la labor de que EE UU se convierta en dicha fuerza. ¿Cuánto se prevé que va a durar? Rajoy advertía ayer de que el conflicto se puede enquistar y prolongarse más de la cuenta. La duración era uno de los problemas más serios que veían los opositores al dictador cuando comenzaron su revolución. ¿Cuánto dinero se va a invertir? Con los tiempos que corren y la grave crisis que estamos padeciendo, aunque haya países que lo estén pasando peor que nosotros, el gobierno debe de ser responsable y gastar lo menos posible en esta operación. Alemania, por ejemplo, no interviene en Libia, y está creando empleo y creciendo económicamente.

Estas tres preguntas, entre otras muchas más, son las que ayer eche de menos en el Congreso cuando se debatía la guerra de Libia. El PP porque, en cierta medida, es preso de su pasado por Irak, y los demás grupos más preocupados por la posible recompensa del gobierno por su votación a favor, no se discutió el meollo de la cuestión. Solo un Llamazares fiel a sus ideas “pacifistas”, cuando salen estos temas siempre se olvida de Cuba, por ejemplo, espetó a Zapatero, “quién le ha visto y quién le ve”, obviando que el síndrome de la Moncloa ha inundado a nuestro presidente como antes lo hizo con Suárez, González y Aznar.

Anuncios
comentarios
  1. Interesante lo que dices: a fin de cuentas, una guerra es siempre una guerra

    Por cierto, ¿sabes algo de eso que ha dicho un par de mañanas Herrera de que en Iraq España solo intervino DESPUÉS de una resolución de Naciones Unidas? Yo no tengo ni idea pero se lo he escuchado ya dos veces y me ha dejado descolocado

  2. jpcasares dice:

    Cuando la primera guerra de Irak en los años 90, gobernaba Gonzalez y participamos en la guerra con soldados de remplazo. Con la invasion a Irak con Aznar apoyamos la guerra, pero no llevamos soldaso hasta que hubo una resoluicon de la ONU, llevando soldados en accion de ayuda humanitaria para la reconstruccion del pais, pero ya se habia acabado la guerra y habia caido el régime de Sadam Husein. Creo que solo mandamos a un buque con medicinas en plena invasion, pero no estoy seguro, aunque algo me suenta de esto. Ahora en Libia apoyamos la guerra y queremos mandar soldados si hay combates terrestes, que creo q son necesarios para derrocar a Gadafi, porq con los aviones no va a ser suficiente.
    La guerra de irak fue una falsificaicon y manipulacion muy bien exa por parte d la izquerda, tanto politica como mediatica.

  3. ja dice:

    hara espera que se llene de terroristas y exploten bombas durante 10 años como pasó en Irak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s