Libros recomendados IX: Sin límites

Publicado: 29 septiembre, 2011 de palestradigital en Ciencia y tecnología, Cine, Crítica literaria, Historia, Informática, Internet, Libros, Literatura

danimc88

Una de las peores cosas que le pueden suceder a quien se gana la vida escribiendo es quedarse en blanco. Es un momento duro. El hecho de encontrarse cara a cara con el folio en blanco (o el documento de word) y la imposibilidad de escribir algo con sentido y que sea susceptible de gustarle a varios posibles lectores es frustrante. Demoledor, incluso.

Ese es el problema del escritor Eddie Spínola. Sin contar el hecho de que esté atrapado en un trabajo que no le llena y que casi no le da para vivir. Además del tabaco y la excesiva ingesta de alcohol al que somete a su organismo, prácticamente, a diario. Pero las cosas cambian. Un buen día sin saber porqué, el destino, algo en el ambiente, nos indica que la vida cambiará en un sentido o en otro. Pero cambia para siempre.

Cuando Eddie se cruza por casualidad en plena calle con su excuñado Vernon, al que hacía que no veía unos 10 años, no sabe que su vida está a punto de cambiar para siempre. Cuando éste le ofrece un fármaco experimental capaz de potenciar la inteligencia humana 10 veces por encima de lo normal, ante Eddie se abre un mundo de posibilidades. Sin límites.

Todo parece ir sobre ruedas. Spínola es capaz de leer varios libros en 45 minutos y trabajos que le llevarían cerca de un año, los acaba en apenas una semana. Pero no se contenta con eso. Tal es el aprovechamiento de sus capacidades que se vuelve un ser muy ordenado, aprende idiomas, se hace broker, llegando a ganar millones, trabajando para una de las empresas más importantes del mundo… Todo parece ir de acuerdo a los planes trazados por el, otrora fracasado y ahora triunfador, Spínola.

Pero como todos los fármacos, existen los llamados efectos secundarios. Cuanto más aumenta la dosis del fármaco, llamado MDT-48, para continuar con su excitante ritmo de vida, la memoria de Eddie sufre lapsus de tiempo en los que no recuerda lo que hizo horas o días antes, de consumir la droga inteligente. Incluso llega a sufrir desmayos. Eso, sin contar, que el protagonista tendrá, además, que lidiar con traficantes de la mafia rusa y con los diferentes intereses de importantes empresas, laboratorios y gobiernos que no pueden permitir que ciertos secretos se aireen. Una obra para leerla del tirón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s