Posts etiquetados ‘Barcelona’

Creo que este artículo es uno de los que más me está costando escribir. Es muy difícil contener la rabia y la impotencia ante las injusticias y la trampa. Aunque parece un sarcasmo decir todo esto cuando me estoy refiriendo a un deporte, el fútbol, con la que está cayendo en España, y no me refiero a las tormentas vespertinas, pero para un seguidor fiel del Real Madrid es muy complicado digerir lo visionado ayer por la noche.

Lo que estamos viviendo con el enfrentamiento de cuatro partidos seguidos entre el Real Madrid y el Barcelona es algo inaudito en la historia futbolera de este país. El clásico jugado el sábado anterior al Domingo de Ramos decía mucho de lo que los merengues nos temíamos, el papel que va a desempeñar el árbitro en los tres encuentros restantes. Albiol era expulsado con tarjeta roja, desde mi punto de vista justamente por hacer un penalti infantil, pero posteriormente en el mismo encuentro Alves hace otro penalti, y para mayor sorpresa, no recibe ni tarjeta amarilla, porque como tenía una, no podía ser señalado con otra cartulina, no sea que le vayan a expulsar y los pobres catalanes sufran es sus propias carnes la injusticia deportiva.

Sin embargo, el árbitro de la final dela Copadel Rey del miércoles de la semana pasado sorprendió a todos. Pocas veces he visto pitar una final de una competición futbolística de una manera tan limpia, dónde los jugadores son los verdaderos protagonistas. Pero claro, al señor Guardiola, educado donde los haya, parece que no le pareció bien. Fue el único que se quejó públicamente, porque nadie lo hizo. No había ni un motivo salvo algún pequeño detalle sin importancia, ya que los árbitros son seres humanos y se equivocan, salvo las personas procedentes de la “masía” del equipo azulgrana, que son el claro ejemplo de la perfección deportiva y humana por excelencia.

Las alegría duran poco, y la persona que supuestamente imparte justicia en el campo de juego con un reglamento “igual para todos” volvió a convertirse en el protagonista del partido, perjudicando a unos y beneficiando a otros, algo que se está convirtiendo en una fatal tradición en estos últimos años. Algunos decían ayer que se está hablando poco de fútbol, sobretodo por la rueda de prensa de Mourinho, y es verdad, pero la pregunta es, ¿se vio fútbol ayer en el encuentro disputado en el Santiago Bernabeu? Porque si por fútbol entendemos la agresión de Pinto, si que se observó claros dotes de buen boxeador. Si por fútbol entendemos las caídas de Busquet y Pedro en el campo llevándose las manos a la cara cuando nadie le había tocado dicha parte del jugado, se observó que estos dos jugadores, o son muy frágiles, o tienen un problema de localización de las distintas partes del cuerpo humano. Si por fútbol entendemos la dramatización que Alves puso cuado sufrió la entrada de Pepe, se observó que para alguna compañía de teatros puede valer, aunque como sea igual de cerdo que en el terreno de juego puede acabar la función como el rosario de la aurora. Sí por fútbol entendemos que dos equipos se enfrentan con los mismos jugadores pero con distinto trato de favor, se observó que Wolfgang Stara bordó su papel de villano para el equipo local y de salvador para el visitante.

No se puede hablar de fútbol porque no le hubo. Solo Messi, cuando Pepe fue expulsado injustamente según el reglamento del deporte que estamos hablando, brilló con dos goles y Affelay, que dio una buena asistencia a la “pulga” aprovechando un resbalón  de Marcelo y su carencia para defender. Mou, el malo malísimo de la película, incluso ayer en algún medio de comunicación le señalan como el culpable si en el día de mañana hay divisiones en la selección española, en la rueda de prensa posterior al partido dijo verdades como puños. Ya sabemos que en este país no se puede ir con la verdad por delante, porque en seguida se te pone la etiqueta. Ayer se impuso los intereses, los despachos y no sabemos que otras cosas más ante el fútbol y el deporte. Esto es lo que pienso, porque no encuentro otra explicación lógica a lo vivido hace unas horas. El Barcelona tuvo más la pelota, es una realidad, pero ganar en la posesión no te sitúa por encima del marcador. Además, antes de empezar el partido el equipo catalán ya tiene más posesión que el contrario. Se puede afirmar que los cules jugaron mejor que los merengues en la primera parte. Incluso podemos cuestionar la táctica del entrenador portugués. Pero otra vez nos vuelve a invadir la duda de que hubiera pasado si el amigo de Guardiola y fiel admirador de Messi no hubiera expulsado de manera sospechosa a Pepe. Otra vez. Al igual que la expulsión de Var Persia. O la no expulsión de Dani Alves citada anteriormente. Sí me dicen que lo de ayer es un hecho aislado, me tengo que joder y aguantar por ver como el Barcelona ha ganado y tiene pie y medio en la final dela Champions.Perocuando es un continuo, partido sí y otro también. Cuando se habla de que va a arbitrar un señor y el entrenador de los azulgranas se queja, y en su lugar ponen a otro, y ves el robo en el estadio blanco, solo te cabe preguntarte por qué. Espero que este ciclo acabe de una vez, sin un favoritismo tan descarado y bochornoso, y para no volverse a preguntar otra vez por qué.

JP lo edito añadiendo las declaraciones de Mou… no se calla nada este hombre eh

La campaña en Cataluña, con el paso de los días, se está convirtiendo en algo sobrecogedor, esperpéntico, sacando lo peor de los políticos, sus partidos y los pocos seguidores que tiene. Justo antes de escribir y expresar libremente mi opinión, algo que cada vez se está volviendo más difícil en este país, leo que un grupo de fanáticos independentistas han atacado al grito de “Iros a España” una carpa informativa de Ciudadanos en Barcelona, destrozando el lugar y tirando huevos con pintura a los simpatizantes. Zapatero estará orgulloso de que haya tensión, aunque mira donde ha desembocado.

Sin duda, la polémica de estos últimos días es el famoso cara a cara de Mas-Montilla que al final no se ha celebrado. Ya tenemos reproches hasta el domingo. Me parece bien que la Junta Electoral haya prohibido el debate, porque las normas están para cumplirlas. Cuando Montilla lleva cuatro años haciendo lo que le da la gana, vulnerando la Constitución y saltándose las leyes cuando le apetece, ahora se cabrea, porque no puede chapurrear, el pobre no llega a más, con Mas, ya que ve por perdidas las elecciones. El líder de los socialistas catalanes está decepcionado, viendo lamentable el veto al debate. ¿Qué pasa, señor Montilla, qué se siente cuando te prohíben realizar un acto tan democrático como un debate? Pues así se sienten los maestros catalanes que tú, junto con los demás miembros de ese tripartito siniestro que ha destruido Cataluña, has echado de su docencia por no aprobar los exámenes inquisidores que los obligabas a realizar para comprobar que saben hablar en catalán. Y a los médicos. Y a los funcionarios. Y a tanta gente que has despreciado por tú ceguera independentista.

Montilla es patético, pero Sánchez Camacho se esfuerza en igualarle, incluso en superarle. No tiene otra cosa la popular que participar en “El club del chiste”, el programa de Antena 3, contando gracietas sobre Zapatero o los chinos. Bastante tiene los chinos con los ataques de Corea del norte a los surcoreanos para que encima venga Sánchez Camacho a reírse de ellos con chistes, por cierto, malísimos. Lo que tiene que hacer la líder del PPC es explicarnos cómo va a pactar con CIU, en el hipotético caso de que Mas gane las elecciones y no obtenga mayoría absoluta. Que lo explique, porque es prácticamente imposible, negociar y pactar con CIU, cuando saca videos donde se insulta a todos los españoles, llamándonos ladrones. Lo que no se es como se extrañan de que la sociedad catalana no vaya a votar con dicho vídeo que reproduzco a continuación.

Y si eran pocos, también entran en campaña los ex colegas de Zapatero, los titiriteros, dando su apoyo a ICV, firmando el manifiesto “Si yo viviera en Cataluña, votaría a Joan Herrera”. Personalidades como los Bardem, Almodovar o Sabina, es decir, los de siempre, han reflejado en dicho escrito que no pueden perder su identidad de izquierdas. Vaya semana que lleva Zapatero. Entre el “Saharazo”, el ataque de los mercados, y los “cuernos” que le han puesto sus ex palmeros, sus seguidores de la ex ceja, porque ahora, cuando las cosas van tan mal, nadie es de ZP, son todos ex del presidente. Como de costumbre, cuando el barco empieza a hundirse, los primeros que abandonan, las ratas. Lo que me intriga es si Almodobar, por ejemplo, está a favor de la nueva ley de cine, donde se obliga el doblaje en catalán del 50% de las películas, normativa que producirá grandes pérdidas a las salas de cine de Cataluña.

Menos mal que, aunque Montilla parece un cadáver político andante, todavía no ha perdido el sentido del humor, sacando en el último Consejo de Gobierno una medida donde recoge doce requisitos para aumentar el número de categorías de los hoteles. Aunque dicha medida tiene puntos interesantes, como no premiar los metros cuadrados de las habitaciones, el punto que más polémica ha suscitado es la obligación de los hoteles con cuatro o más estrellas ofrecer un desayuno catalán, donde no va a faltar el pa`amb tomàquet o la butifarra de la zona. Mejor reír que no llorar ante estas tomaduras de pelo, aunque en parte estoy de acuerdo. Que mejor manera de empezar el día con una buena rebanada de pan con aceite, tomate y jamón. El problema es que la medida no especifica que pan debe de ser, si integral, normal, de chapata, hogaza, de caña o baguette. Serán las prisas de campaña, pero seguro que inventaran alguna fórmula para sacar un pan, un tipo de aceite, un tomate y un jamón auténtico catalán, diferente del resto.