Posts etiquetados ‘Caso Faisán’

EL GOBIERNO SOCIALISTA HA MENTIDO A TODOS LOS ESPAÑOLES CON ETA

Zapatero, 30-12-2006: “He ordenado suspender todas las iniciativas para desarrollar ese diálogo”. MENTIRA.

Rubalcaba, 2-1-2007: “El proceso está roto, liquidado y acabado”. MENTIRA.

LA VERDAD: el gobierno socialista se reunió con ETA en marzo y mayo de 2007.

El gobierno socialista utilizó las instituciones del Estado para avalar su negociación con ETA:

Los representantes del gobierno socialista aseguraron a ETA que sustituyeron al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, para facilitar la incidencia en los procesos.

Los representantes del gobierno socialista aseguraron a ETA que la salida de Bono del gobierno y el nombramiento de Rubalcaba como Ministro del Interior se hizo para blindar la negociación con ETA.

El gobierno socialista debe aclarar en qué términos dificultó la acción policial:

En noviembre de 2005, el Gobierno socialista propone a la banda «reducir presencia policial en controles» y «no practicar detenciones», para facilitar el diálogo, según las actas.

En plena tregua de 2006 y antes de la declaración de junio de Zapatero, el Gobierno socialista asegura a ETA que «ha comunicado a Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza y Policía Francesa que no hagan detenciones», según las actas.

Rubalcaba habría ocultado delitos de extorsión de ETA para no frustrar la negociación indigna del gobierno, según las actas: “El Ministro tiene un montón de cartas que no ha hecho públicas. Sabiendo que se pide dinero decimos que no consta” (22-6-2006).

Tres meses después del atentado de la T4, el 23 de marzo de 2007, una gran operación contra ETA finalmente no se lleva a cabo porque «podría acarrear una paralización en los contactos».

Rubalcaba, “No hemos bajado la guardia en ningún momento” (junio 2007). MENTIRA

El gobierno socialista mintió sobre la legalización de Batasuna y sus marcas blancas. Según las actas:

“Estamos trabajando y seguiremos haciéndolo para que en septiembre o en octubre Batasuna sea legal”. (22-6-2007).

Se afirma además que los representantes del gobierno socialista ven en ello un interés electoral propio. (22-6-2007)

Se propone a Batasuna que cambien los estatutos para presentarse a las elecciones municipales. (abril de 2007)

Los representantes del gobierno dijeron que “ha hecho lo imposible en el campo de la judicatura. Por ejemplo en el caso de Batasuna”.

“El Gobierno se compromete a admitir iniciativas de la izquierda abertzale pero no con el nombre de Batasuna”.

“Al Gobierno tampoco le gusta la Ley de Partidos pero que ésta respondió a los asesinatos que cometía ETA contra cargos políticos”.

RESULTADO: Batasuna se pudo presentar con la marca ANV en 123 municipios vascos gracias a que el gobierno socialista no quiso impugnar todas las candidaturas.

El gobierno socialista mintió para dar un trato de favor a De Juana por exigencia de ETA.

Entre junio y septiembre de 2006, el Gobierno socialista se comprometió en secreto con ETA a darle libertad condicional. “Primero rehabilitación en un hospital de Madrid manteniendo la situación de libertad en secreto. Luego a Euskal Herria en libertad”.

RESULTADO: en octubre de 2006 De Juana Chaos fue trasladado al hospital 12 de Octubre de Madrid. El 1 de marzo de 2007 el Ministerio del Interior decidió concederle la prisión atenuada, su traslado a un hospital de San Sebastián (País Vasco), y su posterior reclusión en su domicilio particular.

Según las actas de la negociación con ETA, el Gobierno dijo que “Nosotros quitamos al Fiscal porque no quería rebajar la condena de 12 a 4 años”.

RESULTADO: El Tribunal Supremo tuvo que rebajar la condena de Iñaki de Juana Chaos a petición del Fiscal. De Juana es autor de 25 asesinatos.

El gobierno socialista miente sobre su responsabilidad en el chivatazo a ETA:

Los representantes del gobierno reconocieron que dio órdenes de parar la operación contra los etarras del Faisán.

“Cuando escuché las detenciones de Elosua y sus cómplices me irrité y entiendo que vosotros lo estéis”

Miembros del Gobierno se defienden frente a los representantes de la banda diciendo: “por dar el aviso del Faisán hay un alto policía encausado y casi el Jefe de Seguridad del PSOE”.

Los representantes del gobierno reconocen que «las detenciones del Faisán han sido un accidente grave», pero que los responsables del Gobierno «no lo han podido parar».

El gobierno socialista ofreció a ETA vías de financiación alternativas: “si el problema es el dinero siempre se podrá arreglar por medio de una organización internacional”.

Un gobierno que miente a las víctimas del terrorismo, a los cuerpos de seguridad del Estado, a todos los diputados del Congreso y a todos los españoles sólo tiene una salida honrosa: dimitir

Rajoy pidió las actas de las reuniones con ETA en el Debate del Estado de la Nación de Julio de 2007

Después de todo esto, ¿quién puede garantizarnos que el Gobierno no esté mintiendo ahora? Después de tanto engaño, ¿quién puede asegurarnos que no mientan siempre?

El Gobierno tiene fácil desmentir, si puede, el contenido de las actas aportando sus propias actas o las que consten en la institución mediadora.

Esta es el argumentario que el Partido Popular ha emitido desde la calle Génova para dejar bien clarito que clase de gentuza nos está gobernando. Sobra que hoy me enrolle y escriba alguna parrafada.

Anuncios

“Amanece un día oscuro, dónde una densa capa de niebla cubre todos los rincones habidos y por haber que se pueden apreciar a lo largo del horizonte. Realizó los mismos movimientos de una mañana normal, como sí de un ritual se tratase. Me lavo, desayuno, subo al autobús para dirigirme a la universidad y cuando enciendo la radio y suena los típicos pitidos que anuncian las siete, me doy cuenta de que hoy no va a ser un día cualquiera.

Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente Primero del Gobierno, Ministro de Interior y Portavoz del Gobierno, es detenido en su casa de Madrid, cuando todavía el sol no daba acto de presencia, sin cámaras, periodistas o testigos, rozando la clandestinidad y el secretismo absoluto. Sólo un indigente que se encontraba en la zona, al ver la extraña escena de los hechos, no duda ni un instante y avisa a los medios de comunicación. No se sabe cómo, pero dicha persona, aunque siempre en el anonimato, se ha convertido en uno de los protagonistas de la noticia más importante en años para nuestro país. Son las siete y cuarto y las causas de la detención del ministro son todavía una incógnita. Las noticias llegan a cuenta gotas e internet echa humo con historias y conjeturas.

Me encuentro en el atasco habitual de la mañana para entrar en Madrid. Esta vez no me importa tardar horas entre los destellos de las luces rojas que desprenden los frenos de los automóviles. Me da igual todo menos la batería del móvil para seguir escuchando atentamente a un periodista tan emocionado como un servidor por las noticias que le están llegando y nos narra a sus oyentes. Va pasando el tiempo y los acontecimientos cada vez van ganando en volumen e intensidad. “Se acaba de anunciar que el juez Ruz, instructor del “Caso Faisán”, va a comparecer ante la prensa a las 9 de la mañana” grita un Carlos Herrera cada vez agitado.

Llegan los anuncios tan esperados para dar una pequeña pausa de sosiego pero el cuerpo me pide más. Realizó un “zapping” en la radio y doy con la Ser de Francinos. Parece ser que el locutor catalán se encuentra algo más pausado, pero su voz apaciguadora no disimula la trascendencia tan importante de los hechos, la detención de Rubalcaba. Como si de una casualidad se tratase, también llegan los anuncios a la cadena de PRISA y vuelvo a dónde me encontraba antes, a Onda Cero. El programa ha cambiado tanto como la agenda del Ministro de Interior. Ya no hay secciones, sino la opinión de los periodistas que deberían de empezar la tertulia una hora después. Se suceden las llamadas telefónicas con personas especialidades sobre política, justicia o del propio “Caso Faisán”.

Ha pasado hora y media del “bombazo informativo” y las redes sociales están al rojo vivo. En twitter Pedro J. Ramírez ya tiene su paranoia montada. La detención de Rubalcaba se debe a la noticia que publicaba “El Mundo” ayer de las actas de la banda de ETA sobre el diálogo con el gobierno en el mal llamado proceso de paz entre julio de 2005 y mayo de 2007, dónde se refleja que el “Caso Faisán” es una decisión tomada en los despachos, y no por tres simples miembros de la fuerzas de seguridad del Estado, con todos mis respetos ante ellos. Más patético resulta ver la web del diario “Público”, atacando a la derecha y al PP sin saber todavía las causas de la detención.

Por fin llega las nueve de la mañana y el juez Ruz se encuentra en el Congreso de los Diputados para explicar las causas de la detención Rubalcaba. Es la primera vez que un juez acude a la tribuna dónde se representa a todos los españoles para esclarecer los hechos. Ruz, tranquilo pero contundente, soluciona a todo el mundo con sus palabras que Rubalcaba es el autor intelectual y quién da las órdenes del chivatazo a ETA, o mejor dicho, a Elosúa  para no estropear la negociación del Gobierno con la banda criminal, aunque ésta se tuerce a los pocos días y se detiene a los que unos días antes se les avisaba del peligro que corrían por una operación de los cuerpos de seguridad del Estado. “En definitiva, Alfredo Pérez Rubalcaba es detenido y pasado a prisión provisional por colaboración con banda armada.” Así termina la intervención del juez Ruz, dejando el hemiciclo boquiabierto y petrificado, donde el ruido de un alfiler retumbaría en los oídos de los asistentes allí concentrados.

España se encuentra paralizada y atónita ante uno de los hechos más importantes de su joven Democracia. Ante una economía en serios apuros, con un futuro algo oscuro y la tasa de paso en cotas históricas, un Zapatero derrumbado, con cara demacrada por el trascurso de su mala gestión, refleja la impotencia y la sorpresa del encarcelamiento de Rubalcaba. Imagen que choca con el brillo de los ojos del diputado popular Gil Lázaro que, sesión tras sesión de control del Gobierno insistiendo en sus  preguntas al Vicepresidente por el “Caso Faisán”, manifiesta que él tenía razón y que su paciencia y perseverancia han dado el mejor fruto posible, y es ver a Rubalcaba entre rejas por su traición a las víctimas del terrorismo, a la democracia y a todos los españoles.”

Este es el sueño que acabo de tener esta noche. Tal cual está narrado ha sucedido dentro de mí cabeza. Dicen que sí cuentas las historias que se producen en tu cabeza cuando duermes no ocurren en la realidad. Cómo no creo en la democracia de este país, y menos en la justicia, escribo estas líneas de imaginación, pero que por unos momentos me he llegado ilusamente a creer estando despierto, ¿o no?

Si una cosa se caracteriza este gobierno, es por las múltiples cortinas de humo que constantemente lanza para esconder sus fechorías o datos que le puedan perjudicar. Ahora toca hablar sobre el futuro incierto de Zapatero, si será candidato para las próximas elecciones generales.

Mientras Blanco, Jaúregui o Vara, presidente de Extremadura, llevan varios días mareando la perdiz sobre quién será candidato del PSOE, en España están ocurriendo una serie de cosas que en las tertulias de los diferentes medios de comunicación omiten, o restando tiempo e importancia para hablar si el peor presidente de este país tendrá el cuajo de presentarse.

Muchos hablan de Rubalcaba como sucesor de Zapatero. La verdad es que tiene todas las papeletas. Además de ser ministro de Interior desde abril de 2006, en la última remodelación del gobierno también ocupa el cargo de vicepresidente primero y portavoz del gobierno de España. Aunque desde la semana pasada no lo está pasando nada bien, o mejor dicho, desde que el juez Pablo Ruz mandó transformar hace unos días las diligencias previas en sumario del “Caso Faisán”. Ayer se conocía la identidad de las llamadas que se hicieron desde el ministerio de Interior a dos de los imputados por el chivatazo los días previos y posteriores al aviso a ETA. Bueno, pues se sabe que uno de los teléfonos pertenece a Antonio Camacho, secretario de Estado y número dos de Rubalcaba. Mi última entrada al blog el jueves pasado hablaba sobre este tema, y ahora se sabe que el número dos del ministro de Interior está conectado con el chivatazo a los etarras, es decir, que se le puede acusar de colaboración con banda armada.

Otra noticia que, aunque no afecte directamente a España, puede ser importante para el orden mundial. Me refiero a las revueltas que se vivieron en Túnez y que ahora afectan a Egipto. Las manifestaciones y cambios que se están extendiendo por el mundo árabe y pueden florecer movimientos terroristas que quieran pescar en río revuelto. No olvidemos que estos países controlan grandes cantidades de petróleo. Por eso es importante seguir de cerca como se suceden los acontecimientos, y saber qué postura tiene el gobierno español.

Sin duda, la información que más nos afecta se ha dado a conocer esta mañana, el informe de desempleo que elabora mensualmente el ministerio de Trabajo. Según dicho informe, el número de parados registrados sobrepasa los 4,2 millones de personas, tras subir en 130.930 desempleados en enero, un aumento del 3,2% con respecto a diciembre. De los nuevos parados, un 80% proviene del sector servicios. Quitando el maquillaje que el gobierno realiza en estos informes, nos encontramos con 4.548.415 desempleados. Tenemos una tasa juvenil del 43%. Hay un total de 1.532.953 parados sin prestación. No hace falta decir nada más con respecto a estas escalofriantes cifras.

 Con todos estos datos, y Zapatero haciéndose la foto con los sindicatos, ¿es tan importante la supuesta sucesión del presidente en Rubalcaba o Chacón, o nos encontramos una vez más envueltos en la cortina de humo provocada desde Ferraz para despistar y no hablar de lo verdaderamente importante?

 

Ayer, aunque parezca un poco tarde, se celebró la primera sesión de control al gobierno en el Congreso de los Diputados de este año. El paro juvenil, la dimisión de Chaves por el caso Matsa y sobretodo el “Caso Faisán”, centraron el debate parlamentario y el fuego cruzado dialectico entre la bancada socialista y popular.

El “Caso Faisán” se lleva debatiendo varios años en dichas sesiones. El enfrentamiento entre el ministro de Interior y el diputado popular Gil Lázaro es ya una tradición. Son más de 30 preguntas las que le ha hecho dicho diputado desde que salto este escándalo. Ahora las cosas se vuelven a poner crudas para este gobierno en general y para Rubalcaba en particular tras aparecer en escena el juez Ruz mandando transformar las diligencias previas en sumario.

En mayo de 2006, en plena negociación del gobierno con ETA, la Audiencia Nacional preparaba una operación conjunta con Francia contra la red de extorsión de ETA desarrollada en los alrededores del bar Faisán. Joseba Elosua, propietario del negocio, recibió una llamada alertándole de lo que se les venían encima. Quién llamó fue, supuestamente, un inspector de la Brigada de Información de Álava, José María Ballesteros, imputado junto con el ex director general de Policía y dirigente del PSE en Álava Víctor García Hidalgo y el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies.

El juez Baltasar Garzón era quién llevaba el caso, teniendo en un cajón guardado durante casi tres años el chivatazo a ETA, pero menos mal que no todos los jueces son iguales y, su sustituto, el juez Pablo Ruz, quiere llegar hasta el final con el soplo a la red de extorsión etarra en el bar Faisán a principios de mayo de 2006.

Sabiendo todo esto, y que a los imputados se les acusa de dos delitos, primero, uno, de revelación de secretos por parte de un funcionario público y, otro de colaboración con banda armada, a uno le suscita ciertas preguntas. ¿Quién es el autor intelectual de este episodio vergonzoso? ¿Estaba Zapatero al tanto de todo esto? ¿Cómo puede fingir el ministro de Interior no saber nada si esto no se le ocurre a un policía, sino que viene de una orden de arriba? ¿Tiene algo que ver el chivatazo con el mal llamado proceso de paz que se estaba viviendo en ese momento? ¿Cómo se puede sostener un gobierno si se está investigando al ministerio de Interior por colaboración con banda armada, los mismos que deben guardar la seguridad a los ciudadanos?

Sin duda, es uno de los casos más asquerosos que se están viviendo desde que los españoles vivimos en democracia. Nadie duda de la efectividad de los cuerpos de seguridad del Estado en la lucha contra ETA, pero el chivatazo a esta banda da pie a desconfiar, no de los policías, sino de los altos cargos. Rubalcaba tiene que dejar de una vez la retórica y explicar a los españoles por qué se dio esa orden. En su enfrentamiento con Gil Lázaro siempre acaba escurriéndose de las preguntas, pero ayer pudimos verle nervioso, tenso y torpe en reflejos. Ojalá el vuelo del “Caso Faisá” aterrice de una vez por todas pero con la verdad por delante, por el bien de España, de la democracia, de los españoles y de las víctimas del terrorismo etarra.