Posts etiquetados ‘Gobierno de España’

Quedan unas pocas horas para cerrar la campaña electoral. Rajoy, Rubalcaba, Rosa Díez, Cayo Lara… estarán en estos instantes preparando sus actuaciones para clausurar este periodo político en una gran fiesta, aunque no tengamos que celebrar muchas cosas, salvo el adiós de Zapatero y cuatro cosas más.

Ya se ha pasado el tiempo de las encuestas para dar paso al voto, donde los ciudadanos ejercen su derecho democrático para elegir el futuro de este país. No valen las suposiciones, las creencias o las meditaciones, es la hora de votar. Seguro que en el PSOE no quieren que llegue este momento incierto para ellos, pero no creo que la diferencia entre los dos grandes partidos de España sea tan grande como pronostican los medios de comunicación.

Esta campaña electoral, sin duda, ha sido la más triste y desoladora por varios motivos. Primero, nunca en la historia de la democracia el partido de la oposición parte de una ventaja tan abrumadora como vaticinan las encuestas. Segundo, la situación que estamos padeciendo es de extrema gravedad. Tercero, nunca un presidente del gobierno deja la Moncloa haciendo tanto daño, tanto a este país como a su propio partido. Cuarto, es tan delicado los momentos que estamos viviendo que no toca celebrar nada. Prueba de ello lo reflejan los últimos movimientos de Rajoy, contactando con la futura oposición para llevar lo mejor posible el hipotético gobierno.

Pero en estas elecciones no solo se la juega España, sino también el PSOE. Viendo un reportaje de otras campañas electorales, uno llega a la conclusión de, en que manos ha ido a parar el socialismo. No me extrañaría ni gota que si el PSOE obtiene un resultado desastroso, todo el movimiento “zapateril” se vaya al garete, como Elena Valencia, José Blanco, Bibiana Aido, Leire Pajín… Es difícil ver a tonto idiota junto. Permitirme la expresión, pero no tienen otro nombre. ¿No hay en el PSOE gente más cualificada para estar en primera fila y dejar a esta panda de inútiles en el montón, donde no se les vea mucho? Y luego, salen siempre sonriendo, como si sus actos fueran méritos de sacar pecho. El problema de los socialistas es que han prescindido del elemento intelectual usando a “bobos solemnes” (definición que utilizó Rajoy para Zapatero en la primera legislatura de éste). Pero la limpia en Ferraz es más que probable.

A parte del socialismo, quien se la juega de verdad, es España. Uno de los graves problemas que ha tenido el gobierno de Zapatero a lo largo de su última legislatura es la falta de credibilidad. Tanto que, hasta en su propio partido, lo han escondido. Por eso el cambio es fundamental. Está muy claro que Rajoy no ha salido de la colección literaria de Harry Potter, no posee una barita mágica donde transforme la realidad de inmediato y a su antojo, pero es transcendental que el PP consiga una mayoría absoluta el próximo 20 de noviembre. Y para ello debe de contar con un número de votos elevado.

No es suficiente una mayoría absoluta de los populares. La oposición, independientemente de los escaños, debe de ayudar en lo máximo posible, sin bajarse los pantalones. Para empezar, si la izquierda le importa de verdad este país, debe de facilitar las cosas para constituir lo antes posible, y dentro de la ley, el nuevo gobierno. No debe entorpecer malgastando más el tiempo en un ataque de soberbia, como la de Blanco este medio día.

Otra de los aspectos que deben trabajar gobierno y oposición juntos es en los famosos recortes. Veo lógico que Rubalcaba haya estado toda la campaña electoral advirtiendo de que viene la extrema derecha, quitándonos la sanidad, educación… Estamos en campaña electoral y el partido que sale como claro perdedor debe de arriesgar más para llamar a los suyos. Pero esto dura hasta hoy. A partir de mañana, tanto PP y PSOE, y si quieren, más partidos, mejor, deben de mentalizar a la población que el estado del bienestar se va a ver perjudicado porque no hay dinero. Así de claro y sencillo. A mi padre le han bajado el sueldo por ser maestro y no he salido a la calle. La ciudadanía debe de pedir cuentas al gobierno, pero debemos de razonar y entender que la situación es muy grave, y los recortes son necesarios, si no queremos ir a peor.

Los futuros recortes, veremos cuáles son, deben de ir acompañados de otros gestos hacia la clase política. Es normal que en Barcelona los sanitarios salgan a la calle para protestar por el corte de grifo de dinero público mientras la Generalitat sigue derrochando millones en euros en embajadas catalanas por todo el mundo o en doblar películas en la lengua autónomas. El nuevo gobierno debe de estudiar al máximo donde se puede modificar las cantidades de dinero público y tomar como prioridad lo que más preocupa y más necesitan los españoles.

El PP, con Rajoy a la cabeza, si al final gana el próximo domingo, le espera un duro y gran trabajo por hacer. Podrá tener menos dificultad si la ciudadanía y el resto de los partidos políticos actúan de cara a España, pero las cosas se podrán poner muy cuesta arriba si solo se preocupan en arañar egoístamente un puñado de votos. Por todo esto, ahora solo toca reflexionar un rato, pensar en todo lo que hemos y estamos pasando, para tomar la mejor decisión el 20N. Ahora más que nunca se debe de votar la mejor opción posible porque nuestro futuro está en juego. Es la hora del cambio.

Anuncios

Cada día que nos levantamos, ponemos la radio o leemos el periódico nuestro gobierno nos deslumbra con una ocurrencia, que no medida, para salvarnos de algunas de sus alucinaciones mentales. Lo malo de estas ocurrencias es que son prohibiciones para todos, afectando a la ciudadanía por la culpa de un iluminado y su séquito.

Ahora toca el turno a la velocidad. El viernes pasado Zapatero decidía en el Consejo de Ministros adoptar las medidas  de ahorro energético con la limitación de la velocidad a 110 kilómetros por hora en las autovías y autopistas. Esta medida se toma por el encarecimiento del petróleo a causa de las revueltas que se están viviendo en el Magreb, sobretodo en Libia. Según Rubalcaba, persona que desconoce la verdad, no sabe lo que es, dicha limitación es preventiva, aunque no ha especificado cuánto tiempo va a durar o si España se encuentra en verdadero peligro de abastecimiento de petróleo.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, esta limitación supone un ahorro de 18 millones de barriles de petróleo al año, lo que equivaldría con el precio actual de 1.400 millones de euros. Lo que no sabemos, ni Sebastián tampoco, es sí el precio del petróleo va a bajar o subir en un futuro próximo, o cuánto se va ahorrar de verdad, y no suponiendo que todos vayamos a la misma velocidad. Pero lo que sí se sabe es que el cambio de la señalización, no se va a quitar señal por señal si no se va a poner encima una pegatina de 110, va a costarnos 250.000 euros por las 6.000 señales de velocidad existentes en los 11.046 kilómetros de autovías y autopistas de la Rede de Carreteras del Estado, más 79.000 euros por las señales de las vías de titularidad autonómico, más 23.000 euros por las señales de las redes de Diputaciones y Cabildos, haciendo un total de unos 350.000 euros. Sí la medida dura solo unos meses ¿va a merecer la pena gastarse este dinero?

Lo que parece no haber estudiado el gobierno o si pero lo ocultan, es que debido a la lentitud de las comunicaciones por carreteras pueden bajar la producción. Son muchos los que se ven obligados a coger el coche y recorrerse una distancia considerable para ir al puesto de trabajo, sí encima tardan más tiempo por las manías restrictivas del gobierno, su productividad desciende. Y si contamos a los transportistas, que su recorrido Madrid – Barcelona, por ejemplo, puede prolongarse media hora más por el descenso de la velocidad repercute a la economía española de forma negativa, pero parece ser que Sebastián, el ministro de las bombillas, no sabe estas cosas obvias. Pero no podemos esperar nada más de este sujeto, que cuando era candidato para la alcaldía de Madrid tenía ocurrencias como hacer peatonal la Gran Vía o crear una playa en el Manzanares, medidas muy importantes, casi trascendentales para los madrileños.

Zapatero ha prohibido fumar en los bares y ha sido cómplice de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. Salgado prohibió una campaña de las hamburguesas XXL del Burguer King y quiso catalogar el vino como bebida alcohólica peligrosa. Trinidad Jiménez  ha llevado adelante la ley de Seguridad Alimentaria, aprobada el año pasado donde se prohíbela venta de  bollos, chuches y refrescos en los colegios. Sebastián en el verano de 2008 obligó a bajar el aire acondicionado a 24 grados y pidió a los trabajadores que no llevasen corbata en otro plan energético. Han prohibido los crucifijos en los colegios, los chiringuitos en las playas, los famosos espetos de sardinas en Málaga, o las descargas de contenidos  en internet en la famosa “Ley Sinde”. Y ahora nos toca con la velocidad, limitándola a 110 kilómetros por hora en las autovías y autopistas. Queda claro quiénes son los enemigos de la libertad que, con la escusa de buscar lo mejor para España, están protagonizando una verdadera dictadura de lo “políticamente correcto”, con nuestro presidente a la cabeza, aunque la tenga hueca.

Como todos sabemos ya, ETA pretende presentarse a las elecciones municipales mediante un partido para poder recibir dinero del Estado con el objetivo de financiarse los asesinatos que lleva a cabo. Ni más, ni menos. Y para ello utiliza el nombre de SORTU, que significa nacer en vasco.

Aunque a la inmensa mayoría de la población esta gentuza no nos engaña, parece ser que a algunos miembros del gobierno y del socialismo vasco quieren volverse a poner la venda en los ojos y aceptar un partido etarra. No entiendo muy bien porque un sector de la izquierda en este país le gusta coquetear con los asesinos de ETA, pero por tristeza no cambian de postura. Ahora toca el turno de SORTU, un partido comandado por históricos de la izquierda abertzale, que hasta hace cuatro días defendía el derramamiento de sangre y que, de repente, se arrepienten de la violencia, incluso de la etarra.

En esta semana un informe de la Policía y la Guardia Civil refleja la obviedad de que SORTU es el brazo político de ETA. Hombre claro, como que son los etarras quien encabezan las listas de dicho partido. Pero de repente, son varios los medios, periodistas y políticos los que se han parado a pensar que interés tienen los abertzales en presentar un partido aún sabiendo que podrá ser legalizado. ¿No será SORTU el señuelo etarra? ¿No se pondrá la justicia y los cuerpos de seguridad del Estado en investigar en profundidad a este partido político mientras que los etarras puedan intentarse colar con otras siglas en las urnas?  

Si algo caracteriza a Batasuna es la inteligencia. No son cuatro niñatos que los fines de semana prenden fuego a dos cabinas de teléfono y rompen cuatro papeleras, como se piensan algunos, sino que son abogados, empresarios y demás personas con una cultura y educación. Lo malo es que su capacidad intelectual lo vuelcan en lograr la autodeterminación del País Vasco mediante el camino de la pistola, la amenaza y la coacción. Por ello les interesa ingresar el máximo dinero posible, y que mejor manera que colarse en los ayuntamientos y engrosar sus bolsillos con dinero de todos los españoles.

Ahora la Fiscalía tiene que estar más atenta que nunca, pues posiblemente se centren en SORTU mientras que tengan un segundo plan y lograr sus pretensiones. Aunque algunos piensen que legalizando a estos partidos se está recortando la libertad, la justicia española tiene que ser rotunda con las personas y asociaciones que durante años han apoyado el tiro en la nuca y la bomba lapa. Una democracia no se puede permitir que los mismos causantes de centenares de entierros puedan ahora presentarse a unas elecciones y gobernar un municipio. Si Batasuna se vuele a colar en las elecciones, como lo hizo hace cuatro años con ANV, se está demostrando que en España no funciona la justicia. o el gobierno ha negociado con ETA.

Por todo esto, y por la memoria de los 857 asesinados a manos de ETA, debemos exigir a la justicia y al gobierno español y vasco que hagan todo lo posible y dentro del marco de la ley para que los batasunos, es decir, los etarras no se puedan presentar a las próximas elecciones autonómicas, ni con el nombre de SORTU, ANV o con ninguna otra sigla, por mucho arrepentimiento que demuestren, porque entonces estaremos dando un paso atrás hacía la lucha antiterrorista y hacía la libertad en España.