Posts etiquetados ‘PP’

Ayer por la noche, después de cenar, cambie mi hábito de lectura por escribir en twitter de la mejor forma que sé, en caliente, es decir, polemizando sobre un tema desde el respeto y la educación, pero sin tener pelos en la lengua. La gente que me conoce sabe esto muy bien. Me podrán acusar de muchas cosas, pero nunca me señalarán por no tener las ideas claras. Esta vez tocaba criticar al partido proetarra, Amaiur, porque no me gusta hacer leña del árbol caído, y en Ferraz encontramos un inmenso bosque talado. Mi tweet decía:

Amaiur aporta a la democracia lo que la gota fría al Mediterraneo, un panorama desolador con muertos y tragedia de por medio

Se nota que me gustan los ejemplos directos, claros, y si se mezclan con aspectos climatológicos, mejor. Esta acusación a Amaiur no podía dejar indiferente a mi compañero de carrera y amigo Diego Larrouy, contestándome:

333000 vascos son asesinos según @jpcasares89

Este comentario es mucho más simple que el de un servidor. La mecha ya estaba encendida y, todo lo que sea debate o intercambio de opiniones respetando las ideas del resto de personas está bien. La discusión, que no regaño, siguió de la siguiente manera. (Primero sigo yo, luego Diego y así sucesivamente).

@Larrouy89 se te olvidan los navarro. Son los mismos, los 300.000 votantes de HB, los cómplices de ETA, y si, los califico como asesinos

@jpcasares89 Entonces yo tengo todo el derecho a llamar fascistas a los 10 millones de votantes del PP no? Cuidado con los dobles raseros

@Larrouy89 si tu crees q soy un fascista llamamelo. El PP no protagonizó una guerra cosa q otros partidos si. Pero así no solucionamos nada

Puede parecer que el tono es agrio o calentito, pero solo son apariencias. Tanto desde mi parte, como de la de Diego, no hay ningún enfado o algo por el estilo, zanjando la cuestión mi compañero de la siguiente manera:

Ya defendi a Amaiur, me metí con @ jpcasares89 desde el cariño, critique el sistema de voto…Me despido con una canción

Este dialogo hace un par de años sería impensable. Es otro ejemplo del poder que nos da las redes sociales. Ya no solo hacen debates interesantes los cuatro periodistas o expertos por televisión o radio, sino que dos simples estudiantes de periodismo han protagonizado un cara a cara virtual sobre un tema de actualidad e interesante, corto de duración pero intenso.

Todo esto es gracias a Twitter. Puedo parecer un poco pesado, pero a veces no somos conscientes de las redes sociales. Que se lo pregunten a Jordi González. Su programa, “La Noria”, se ha quedado sin anunciantes porque pagó a la madre del Cuco, implicado en la muerte y desaparición de Marta del Castillo, por realizarle una entrevista lavando el rostro manchado de sangre de su hijo. Este actual episodio gris de la historia de la televisión se ha saldado con la retirada de todos los anunciantes de dicho programa porque la población ha presionado desde las redes sociales. La audiencia sigue siendo, más o menos, la misma, pero el poder de Twitter o Facebook es más grande de lo que parece. Pero estos hechos no acaban aquí. Telecinco ha fulminado los programas “Enemigos íntimos” y “Resistiré, ¿Vale?” con el objetivo de lavar su imagen y que las críticas vertidas desde la red de internet desaparezcan o se suavicen.

Algunos miran para otro lado ante este tema pero deberán reconocer, tarde o temprano, que las redes sociales son un elemento sustancial de los medios de comunicación y de la ciudadanía. La instantaneidad que te aporta Twitter, junto con otros elementos, como la heterogeneidad de personas, la cercanía y la posibilidad de expresarte en libertad  son unos valores muy importantes para el ser humano, y ésta red social te los aporta. No pretendo exagerar, pero podemos considerarnos unos privilegiados. Ojala más momentos como el de ayer se vuelvan a repetir. Es lo que tiene Twitter y la libertad.

Anuncios

Quedan unas pocas horas para cerrar la campaña electoral. Rajoy, Rubalcaba, Rosa Díez, Cayo Lara… estarán en estos instantes preparando sus actuaciones para clausurar este periodo político en una gran fiesta, aunque no tengamos que celebrar muchas cosas, salvo el adiós de Zapatero y cuatro cosas más.

Ya se ha pasado el tiempo de las encuestas para dar paso al voto, donde los ciudadanos ejercen su derecho democrático para elegir el futuro de este país. No valen las suposiciones, las creencias o las meditaciones, es la hora de votar. Seguro que en el PSOE no quieren que llegue este momento incierto para ellos, pero no creo que la diferencia entre los dos grandes partidos de España sea tan grande como pronostican los medios de comunicación.

Esta campaña electoral, sin duda, ha sido la más triste y desoladora por varios motivos. Primero, nunca en la historia de la democracia el partido de la oposición parte de una ventaja tan abrumadora como vaticinan las encuestas. Segundo, la situación que estamos padeciendo es de extrema gravedad. Tercero, nunca un presidente del gobierno deja la Moncloa haciendo tanto daño, tanto a este país como a su propio partido. Cuarto, es tan delicado los momentos que estamos viviendo que no toca celebrar nada. Prueba de ello lo reflejan los últimos movimientos de Rajoy, contactando con la futura oposición para llevar lo mejor posible el hipotético gobierno.

Pero en estas elecciones no solo se la juega España, sino también el PSOE. Viendo un reportaje de otras campañas electorales, uno llega a la conclusión de, en que manos ha ido a parar el socialismo. No me extrañaría ni gota que si el PSOE obtiene un resultado desastroso, todo el movimiento “zapateril” se vaya al garete, como Elena Valencia, José Blanco, Bibiana Aido, Leire Pajín… Es difícil ver a tonto idiota junto. Permitirme la expresión, pero no tienen otro nombre. ¿No hay en el PSOE gente más cualificada para estar en primera fila y dejar a esta panda de inútiles en el montón, donde no se les vea mucho? Y luego, salen siempre sonriendo, como si sus actos fueran méritos de sacar pecho. El problema de los socialistas es que han prescindido del elemento intelectual usando a “bobos solemnes” (definición que utilizó Rajoy para Zapatero en la primera legislatura de éste). Pero la limpia en Ferraz es más que probable.

A parte del socialismo, quien se la juega de verdad, es España. Uno de los graves problemas que ha tenido el gobierno de Zapatero a lo largo de su última legislatura es la falta de credibilidad. Tanto que, hasta en su propio partido, lo han escondido. Por eso el cambio es fundamental. Está muy claro que Rajoy no ha salido de la colección literaria de Harry Potter, no posee una barita mágica donde transforme la realidad de inmediato y a su antojo, pero es transcendental que el PP consiga una mayoría absoluta el próximo 20 de noviembre. Y para ello debe de contar con un número de votos elevado.

No es suficiente una mayoría absoluta de los populares. La oposición, independientemente de los escaños, debe de ayudar en lo máximo posible, sin bajarse los pantalones. Para empezar, si la izquierda le importa de verdad este país, debe de facilitar las cosas para constituir lo antes posible, y dentro de la ley, el nuevo gobierno. No debe entorpecer malgastando más el tiempo en un ataque de soberbia, como la de Blanco este medio día.

Otra de los aspectos que deben trabajar gobierno y oposición juntos es en los famosos recortes. Veo lógico que Rubalcaba haya estado toda la campaña electoral advirtiendo de que viene la extrema derecha, quitándonos la sanidad, educación… Estamos en campaña electoral y el partido que sale como claro perdedor debe de arriesgar más para llamar a los suyos. Pero esto dura hasta hoy. A partir de mañana, tanto PP y PSOE, y si quieren, más partidos, mejor, deben de mentalizar a la población que el estado del bienestar se va a ver perjudicado porque no hay dinero. Así de claro y sencillo. A mi padre le han bajado el sueldo por ser maestro y no he salido a la calle. La ciudadanía debe de pedir cuentas al gobierno, pero debemos de razonar y entender que la situación es muy grave, y los recortes son necesarios, si no queremos ir a peor.

Los futuros recortes, veremos cuáles son, deben de ir acompañados de otros gestos hacia la clase política. Es normal que en Barcelona los sanitarios salgan a la calle para protestar por el corte de grifo de dinero público mientras la Generalitat sigue derrochando millones en euros en embajadas catalanas por todo el mundo o en doblar películas en la lengua autónomas. El nuevo gobierno debe de estudiar al máximo donde se puede modificar las cantidades de dinero público y tomar como prioridad lo que más preocupa y más necesitan los españoles.

El PP, con Rajoy a la cabeza, si al final gana el próximo domingo, le espera un duro y gran trabajo por hacer. Podrá tener menos dificultad si la ciudadanía y el resto de los partidos políticos actúan de cara a España, pero las cosas se podrán poner muy cuesta arriba si solo se preocupan en arañar egoístamente un puñado de votos. Por todo esto, ahora solo toca reflexionar un rato, pensar en todo lo que hemos y estamos pasando, para tomar la mejor decisión el 20N. Ahora más que nunca se debe de votar la mejor opción posible porque nuestro futuro está en juego. Es la hora del cambio.

La foto que estáis viendo no es la portada de una película pornográfica donde se mezcla sexo con uniformes militares. Es una imagen que subió a su Facebook Pol Cabrer, candidata suplente del PP al Senado por Mallorca y ex congresista. En este fotomontaje podemos ver a la ministra de Defensa, Carmen Chacón, enseñando una teta junto a un grupo de altos mando del Ejército español con un comentario que dice: “Lo que tiene que hacer una ministra del PSOE para ganar votos”. En otras palabras, la popular llamaba a la candidata del PSC por Barcelona al Congreso puta, ni más ni menos. Claro, que esta forma de desacreditar a un personaje político le ha costado todos sus cargos a la candidata popular. Es lo mínimo que le puede pasar. Esta visión casposa y retrograda es repugnante, y más cuando es una mujer quien sugiere que otra persona de su mismo sexo consigue sus metas vendiendo su cuerpo. Ha sido la primera subida de tono de esta campaña electoral, pero no la única. Veamos el siguiente video.

http://www.youtube.com/watch?v=ywollfm9sXI

Solo pretendo enseñaros el spot propagandístico del PSC, no la tertulia, pero como el vídeo lo han retirado esta mañana de campaña por la oleada de críticas, solo lo he encontrado en esta tertulia del programa “El gato al agua” de Intereconomía. El mensaje que manda esta gentuza roza el delito. Acusar al PP de asesinar porque en un futuro van a recortar en sanidad, que son conjeturas de la izquierda, no una realidad, es muy fuerte. Este anuncio de los socialistas catalanes deja claro una cosa, el fin justifica los medios. Pero este ataque a la derecha se le puede volver en contra porque es en Cataluña donde más se está recortando en sanidad por el gasto incontrolado de Montilla y compañía, derrochando millones de euros en lujos, en embajadas catalanas para colocar a sus familiares y amigos, en fomentar el nacionalismo catalán y su odio a España… No me extraña que este vídeo se haya retirado. Su corta vida en campaña delata hasta qué punto se han pasado, aunque el daño ya está hecho. Veamos la siguiente imagen.

Los simpáticos jóvenes gallegos todavía se pasan más. En este cartel presentado por las Juventudes Socialistas de Galicia podemos ver una moneda de dos euros sobre un montón de libros que, se deduce, son de texto. El primero de ellos es “Men Kampf” (Mi lucha) de Adolf Hitler. El siguiente Lenguas Vernáculas. Luego Mujercitas. Y por último, Religión Católica. Debajo de esta torre de libros (Aunque en la foto subida no se vea)  aparece el siguiente rótulo: “Este es el modelo educativo que quiere la derecha”.  ¿Era necesario poner el libro escrito por uno de los mayores genocidas de la historia? ¿Acaso se parece el PP a los nazis? Yo no veo vídeos de la derecha acusando a la izquierda de este país de asesinato por los millones de muertos a manos de Stalin. El PP ya ha pedido su retirada por ofensivo, pero este núcleo de la extrema izquierda asentada en el PSOE no da su brazo a torcer, alegando la importancia que tiene las elecciones del 20N. En otras palabras, utilizan la famosa y vieja consigna de que “viene la derecha”, aunque está vez han ido demasiado lejos metiendo a Hitler. Comparar a un partido que le vota diez millones de personas con un genocida supera todas las barreras.

En todas las campañas electorales ocurre lo mismo. Normalmente suelen ser las generaciones más jóvenes de los partidos políticos. En un principio, nadie debería de hacer caso a estos vídeos propagandísticos esperpénticos que reflejan el carácter más retrogrado y agresivo de la política. Quiero pensar que su único objetivo es llamar la atención sin despertar ningún sentimiento dormido salvo el llamamiento a votar de los suyos. Pero deben de caer en la cuenta que la situación de este país es muy dura, con una crisis económica muy aguda y la gente puede comenzar a perder la calma al no ver un futuro más claro. Viendo estos tres ejemplos, no estaría nada mal que alguien pusiese algún límite a las campañas electorales, aunque solo fuera un par de dimisiones, como lo ocurrido con la popular de Mallorca de la primera fotografía, para que los encargados de hacer estos vídeos tomasen nota. Espero no ver más propaganda partidista en esta dirección, pero no dudare de seguir escribiendo si la cosa sigue así.

Ayer el Comité Electoral Nacional del PP hizo pública la lista de Madrid. Del uno al cinco van Marino Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, Ana Mato, Alberto Ruíz-Gallardón y Miguel Arias Cañete, respectivamente. Pero, sin ninguna duda, el protagonista de esta lista es el alcalde madrileño, eterno rival de Esperanza Aguirre.

Cuando las cosas van bien, las encuestas te favorecen o cada paso que das, es un punto positivo para tu porvenir, se nota. Solo hay que ver el gesto de Rajoy y compararlo con el actual, pero por poco tiempo, de nuestro presidente del gobierno, más demacrado, algo chupado y con pronunciadas arrugas y ojeras. La foto de Zapatero sentado solo en el desfile del 12 de octubre con la mirada perdida es un claro ejemplo de lo mal que lo tiene que estar pasando, pero merecidamente. Esta buena sintonía que acompaña al líder del PP le está llevando a ser él en estado puro, y como imaginábamos todos que estamos conectados un poco con la actualidad política, el alcalde de la capital no podía faltar en el posible gobierno popular.

Pero, ¿es acertada la maniobra de Rajoy de colocar a Gallardón en su nueva ejecutiva y alcanzar una cartera ministerial? Por una parte, podemos considerar la estrategia como muy buena. Gallardón es el mejor caladero de votos que puedas encontrar. Solo hay que ver su trayectoria política para entender que cualquier presidente quiera llevar en su equipo a una persona como el alcalde. Está dispuesto a olvidarse de ideologías o directrices impuestas desde la sede central con el fin de conseguir el mayor número de votantes. Un claro ejemplo es el trato de favor que tiene Gallardón con el grupo periodístico PRISA como fue la cesión de la Plaza de Colón en la Eurocopa 2008. Por eso cuando uno se lee el diario “El País”, las críticas más feroces van contra Esperanza Aguirre, suavizándose si el alcalde es el señalado. Su forma de actuar tiene unos buenos resultados, siendo presidente de la Comunidad de Madrid entre los años 1995-2003 y alcalde de Madrid desde 2003. Y no hablemos ya de su ambición, como es cumplir uno de sus grandes sueños, celebrar unas Juegos Olímpicos en Madrid.

Por otro lado, pienso que Mariano Rajoy cae en la incongruencia de llevar en sus listas al regidor del ayuntamiento más endeudado de España. Si el mensaje del PP es la creación de empleo y la austeridad frente al despilfarro y la deuda creada por el PSOE durante estos años, no puede incluir al alcalde que debe 7.008 millones de euros. En términos relativos, la deuda asciende a 1.971 euros por habitante. Es decir, es un escándalo como se encuentra la capital de España, económicamente hablando. Es verdad que las infraestructuras llevadas a cabo son una maravilla, como el soterramiento de la M-30, descongestionando el tráfico de la ciudad, ayudado también por el descenso de desplazamientos por la crisis. Hay que reconocer que Gallardón tiene mucha visión de futuro, que es mejor ver un parque a una carretera. Todo esto lo podemos llegar a entender. Lo que me cuesta más es hilar el discurso oficial del Partido Popular llevado a cabo por González Pons con la posibilidad de que Gallardón vaya en las listas de Rajoy en puestos donde la posibilidad de que sea ministro es muy alta.

Personalmente, a mí el PP, el PSOE o cualquier otro partido político no me tiene que convencer de nada. Pero hay una franja considerable de votantes que no tiene muy claro el voto. Por eso siento impotencia como se destinan unas cantidades desorbitadas para asesorar los partidos con el objetivo de cuidar el menor detalle y luego metan la pata en cosas tan sencillas como importantes. A Rubalcaba le pasa con la propuesta de medidas para combatir la crisis y a Rajoy con Gallardón, el alcalde de la ciudad más endeuda del país. Por todo esto tengo mis dudas de que el PP acierte en reforzar el núcleo del partido con la persona que antepone todos los intereses solo para ganar votos, obviando en ocasiones la ideología, las ideas y la base del partido. Ojala me equivoque y no ocurra lo mismo que con Trillo, el ex ministro de Defensa que, en toda esta legislatura, ha estado atado de píes y manos por el PSOE por el accidente del Yak-42, perdonando muchas cosas al gobierno y cediendo en medidas por el empecinamiento en estar rodeados de personas que dejan algunas dudas al ocupar su cargo. Espero que Mariano Rajoy haya meditado muy bien si Gallardón es el mejor refuerzo porque las elecciones están a la vuelta de la esquina y casi no queda margen de maniobra.

Mientras los españoles estamos digiriendo el empacho de los cuatro clásicos entre el Real Madrid y el Barcelona. Mientras nos tiramos los trastos a la cabeza por la expulsión a Pepe, la teatralización de Alves, lo bueno que es Messi o las palabras de Mourinho. Mientras los políticos afilan sus armas para dar comienzo a la campaña electoral y sacar lo peor de ellos para arañar unos puñados de votos. Mientras nos agolpamos en vivir acomodadamente, el Tribunal Constitucional da una mala noticia, pero esperada. Bildu, es decir, ETA, llamemos a cada cosa por su nombre, es legalizada por los jueces de dicho tribunal nombrados por el PSOE.

Para muchos, esta noticia le puede resultar insignificante. Pero para las personas con corazón y unos valores asentados en la libertad, el respeto y la igualdad, la “justicia” nos da un fuerte revés. Y más de la forma que se están haciendo las cosas. Mayor Oreja ya lo avisaba hace tiempo y nadie le hacía caso, salvo insultarle y menospreciarle. Un servidor ya escribió hace unos meses en este mismo blog un artículo titulado “SORTU, el señuelo etarra” sobre la intención de la banda terrorista y una hipótesis de futuro que, por desgracia, se ha cumplido tal como pronostiqué.

ETA, la supuesta banda antifranquista, ha conseguido su objetivo. Se podrá presentar a las próximas elecciones autonómicas y municipales. Los pistoleros podrán respirar tranquilos con la ayuda de Zapatero y el dinero público, pagado incluso por sus víctimas, para financiarse sus futuras fechorías. Parte de la iglesia y de empresarios vascos, así como gran parte del PNV, se sentirán orgullosos al ver a ETA gobernar a sus presas cabizbajas y con el miedo, otra vez, metido en el cuerpo.

Este fin de semana Rubalcaba, el hombre que siempre miente porque desconoce la verdad, decía que le parecen “abyectas y antidemocráticas” las críticas del PP al TC. Más abyecto y antidemocrático es apoyar a una banda de asesinos para ganarse el apoyo del PNV en los Presupuestos Generales del año que viene. O la negociación que siguen manteniendo con ETA. A Zapatero, como al gobierno y sus secuaces, les da exactamente igual el dolor de un pueblo herido por la intolerancia de un grupo de sanguinarios. Solo le importa gobernar de la forma que lo está haciendo, el famoso “como sea”. Que tenemos que sacar una subida del IVA, pues contamos con el apoyo de los canarios, aunque ellos no tienen este impuesto. Que tenemos que buscar apoyo parlamentario para llevar a cabo alguna ocurrencia, pues damos dinero a Cataluña para contar con CIU y ERC. Que tenemos que sacar adelante los Presupuestos Generales, pues presionamos a nuestros jueces para permitir que ETA este en las instituciones para asegurarnos el apoyo del PNV. Porque al gobierno le da igual que un preso etarra salga de la cárcel y pida el voto para Bildu, como ocurrió ayer. Su único interés es mantenerse en lo más alto del gobierno, aunque tenga que pisotear la memoria de las víctimas o la dignidad de la ciudadanía española.

Ya no vale la excusa de que en España hay democracia y por eso debemos permitir la legalización de ETA. Este lema barato y simplón cuela una vez. Pero cuando se lleva escuchando la misma cantinela año tras año, como la intención de nuevos partidos abertzales de abandono de la violencia, resulta gracioso y a la vez repugnante que haya gente que se los crea. Ya no vale el arrepentimiento repentino del brazo político de los etarras y su buenismo vespertino. Como dice el rotulillo, “si me mientes una vez la culpa es tuya, pero si me engañas más veces la culpa es mía”. Esto es lo que está ocurriendo ahora mismo. Por eso la culpa es de la justicia que se deja otra vez engañar y camelar por ETA para recibir dinero público, y todo por favorecer los planes del gobierno y del presidente.

ETA, al igual que ocurre en este artículo que se repite una y otra vez, lo mismo pasa en la campaña electoral, menos en una persona, Mariano Rajoy. Zapatero, Felipe González, Pepiño Blanco, Aznar, Aguirre o Rita Barberá se han pronunciado sin tapujos sobre el tema, acribillándose dialécticamente al más estilo barriobajero y con el “tú más” sobre las políticas antiterroristas de ahora y de antaño. Pero Mariano Rajoy sigue sin gastar una milésima de segundo. En parte, está bien que no se deje enfangar y liar por los socialistas, ya que su estilo tranquilo, pausado y aburrido le puede dejar en un mal lugar. Pero no estaría mal que en los mítines, además de mostrar más alegría y pasión ante sus votantes, dijera en cuatro palabras su opinión sobre Bildu, es decir, que no debe  estar ETA en las instituciones, y luego que siga con sus propuestas económicas para frenar el gran lastre de este país, el paro.

Por último, como suelo hacer siempre cuando hablo de ETA, un recuerdo a las víctimas. No me quiero ni imaginar la sensación vivida el jueves en torno a la medianoche cuando se daba a conocer la noticia que todos esperábamos y nadie quería, salvo los interesados por defender el terrorismo. Menos mal que las víctimas están hechas de otra pasta, sin rencor, solo buscando la libertad y la justicia ante aquellos asesinos que un día les arrebataron a algún ser querido. Menos mal que las encuestas son negativas a Zapatero, y con suerte, en menos de un año no le veremos la cara todos los días como nuestro presidente, aunque su propósito de pasar a la historia lo ha conseguido, pero de forma distinta a como hubiera deseado. La lucha antiterrorista de este gobierno socialista se conocerá en los anales de la joven historia de la joven democracia española como “la traición de Zapatero”.

Ni los más cerrados al ambiente socialista esperaban un comité del partido tan calentito. Cuándo muchos todavía se encontraban envueltos entre las sábanas por las durezas de la noche del viernes, Zapatero anunciaba que no se iba a presentar como candidato para las próximas elecciones generales el año que viene. Ya está bien, señor presidente.

“Qué Zapatero se va”. Es la frase más pronunciada y comentada del día. En grandes superficies comerciales, en los bares, en la calle, en cualquier lugar la gente se para a charlar un rato sobre la bomba informativa que el señor José Luís Rodríguez Zapatero soltaba rodeado de los suyos, pidiendo primarias y “voluntad integradora”. Me hubiera gusta ver la cara de Rubalcaba cuando el presidente ha expresado su intención a los varones. Pienso que el gran derrotado no es ZP, sino el Ministro de Interior.

Sigue pasando el día y la frase, “qué Zapatero se va” no  varía un ápice. La resignación de los españoles va cogiendo volumen. Ya no se paran a decir la pena que da su rostro demacrado y su pérdida de peso desde que llegó a la Moncloa. El día va cogiendo temperatura. Con cinco millones de parados. Con una crisis económica, moral y social muy profunda. Con una sociedad dividida entre buenos y malos por la mal llamada ley de memoria histórica, o mejor dicho, ley de la falsificación histórica. Con una pobre imagen internacional de España entre las grandes potencias. Con un fracaso escolar máximo, reflejando un futuro muy oscuro para los españoles. Con un Ministerio de Interior acusado de presunta colaboración con banda armada. Con una subida constante de la luz, la botella del butano y el gas que dificultan la vida de las familias. Y sobre todo, con una táctica de gobernar basada en la tomadura de pelo de toda la ciudadanía, con la mentira como protagonista en temas tan transcendentales como la economía o la lucha antiterrorista. Con todo esto, lo que se pregunta la gente, no es el por qué no se presenta en 2012, sino como es que tiene el cuajo de seguir gobernando cuando no posee ni una pizca de credibilidad, dentro y fuera de España.

El reloj va siguiendo el transcurrir diario de las horas y en internet, radio y televisión sólo se ve en los informativos y programas de comunicación el “qué Zapatero se va”. Ana Pastor, por ejemplo, decía que una de las causas de no presentarse como candidato es por la familia, alegando que han sufrido mucho por la famosa foto de las hijas del presidente con los “Obama”. Me da mucha rabia observar como pagamos una televisión pública con el fin de manipular y lavar la cara al gobierno. Sí Zapatero no va a seguir como presidente por una foto es para irse del país, porque no cabe en ninguna cabeza que un político no siga gobernando una nación por una foto dónde salen su familia y es motivo de burla. Por no hablar de internet, donde las redes sociales están que echan humo. En Twitter, encontramos entre los votantes de izquierdas que son unos auténticos cobardes que no dicen absolutamente nada, hasta los más cerriles y siervos del partido “obrero” que defienden a su líder y dios de la única manera que saben hacer, metiéndose con el PP porque no pueden ensalzar ninguna proeza del gobierno.

“Qué Zapatero se va”, en definitiva, es la frase del día, e incluso del mes, aunque no es que se vaya, sino que no se presenta como candidato. Para los medios de comunicación y las personas que les guste el morbo de la política, llegan momentos muy dulces dónde veremos una lucha encarnizada sí al final se producen las esperadas primarias del PSOE. Y los que no son muy fanes de la política, pero sí les gusta el PP, tienen la mejor opción posible para pedir a su líder, Mariano Rajoy, que se mueva de una vez y se posicione con gallardía. No estoy hablando de que fuerce una moción de censura, pero sí que exponga en el Congreso de los Diputados su alternativa ante el desastre zapateril que nos encontramos. Sí el PP sigue dejando pasar el tiempo y ver como Zapatero se va de verdad porque apura su candidatura, estará traicionando a su electorado, en particular, y al resto de la ciudadanía en general. Que Zapatero no se presente es una de las mejores noticias, pero incompleta hasta que el líder de la derecha no tome partida en el juego político que da su comienzo en estos instantes cuando el presidente de España se dirigía al comité electoral de su partido: “Y esta es la decisión que hoy os traslado y hago pública: No voy a ser candidato en las próximas elecciones generales gracias por vuestro respeto y por vuestro afecto”.

EL GOBIERNO SOCIALISTA HA MENTIDO A TODOS LOS ESPAÑOLES CON ETA

Zapatero, 30-12-2006: “He ordenado suspender todas las iniciativas para desarrollar ese diálogo”. MENTIRA.

Rubalcaba, 2-1-2007: “El proceso está roto, liquidado y acabado”. MENTIRA.

LA VERDAD: el gobierno socialista se reunió con ETA en marzo y mayo de 2007.

El gobierno socialista utilizó las instituciones del Estado para avalar su negociación con ETA:

Los representantes del gobierno socialista aseguraron a ETA que sustituyeron al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, para facilitar la incidencia en los procesos.

Los representantes del gobierno socialista aseguraron a ETA que la salida de Bono del gobierno y el nombramiento de Rubalcaba como Ministro del Interior se hizo para blindar la negociación con ETA.

El gobierno socialista debe aclarar en qué términos dificultó la acción policial:

En noviembre de 2005, el Gobierno socialista propone a la banda «reducir presencia policial en controles» y «no practicar detenciones», para facilitar el diálogo, según las actas.

En plena tregua de 2006 y antes de la declaración de junio de Zapatero, el Gobierno socialista asegura a ETA que «ha comunicado a Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza y Policía Francesa que no hagan detenciones», según las actas.

Rubalcaba habría ocultado delitos de extorsión de ETA para no frustrar la negociación indigna del gobierno, según las actas: “El Ministro tiene un montón de cartas que no ha hecho públicas. Sabiendo que se pide dinero decimos que no consta” (22-6-2006).

Tres meses después del atentado de la T4, el 23 de marzo de 2007, una gran operación contra ETA finalmente no se lleva a cabo porque «podría acarrear una paralización en los contactos».

Rubalcaba, “No hemos bajado la guardia en ningún momento” (junio 2007). MENTIRA

El gobierno socialista mintió sobre la legalización de Batasuna y sus marcas blancas. Según las actas:

“Estamos trabajando y seguiremos haciéndolo para que en septiembre o en octubre Batasuna sea legal”. (22-6-2007).

Se afirma además que los representantes del gobierno socialista ven en ello un interés electoral propio. (22-6-2007)

Se propone a Batasuna que cambien los estatutos para presentarse a las elecciones municipales. (abril de 2007)

Los representantes del gobierno dijeron que “ha hecho lo imposible en el campo de la judicatura. Por ejemplo en el caso de Batasuna”.

“El Gobierno se compromete a admitir iniciativas de la izquierda abertzale pero no con el nombre de Batasuna”.

“Al Gobierno tampoco le gusta la Ley de Partidos pero que ésta respondió a los asesinatos que cometía ETA contra cargos políticos”.

RESULTADO: Batasuna se pudo presentar con la marca ANV en 123 municipios vascos gracias a que el gobierno socialista no quiso impugnar todas las candidaturas.

El gobierno socialista mintió para dar un trato de favor a De Juana por exigencia de ETA.

Entre junio y septiembre de 2006, el Gobierno socialista se comprometió en secreto con ETA a darle libertad condicional. “Primero rehabilitación en un hospital de Madrid manteniendo la situación de libertad en secreto. Luego a Euskal Herria en libertad”.

RESULTADO: en octubre de 2006 De Juana Chaos fue trasladado al hospital 12 de Octubre de Madrid. El 1 de marzo de 2007 el Ministerio del Interior decidió concederle la prisión atenuada, su traslado a un hospital de San Sebastián (País Vasco), y su posterior reclusión en su domicilio particular.

Según las actas de la negociación con ETA, el Gobierno dijo que “Nosotros quitamos al Fiscal porque no quería rebajar la condena de 12 a 4 años”.

RESULTADO: El Tribunal Supremo tuvo que rebajar la condena de Iñaki de Juana Chaos a petición del Fiscal. De Juana es autor de 25 asesinatos.

El gobierno socialista miente sobre su responsabilidad en el chivatazo a ETA:

Los representantes del gobierno reconocieron que dio órdenes de parar la operación contra los etarras del Faisán.

“Cuando escuché las detenciones de Elosua y sus cómplices me irrité y entiendo que vosotros lo estéis”

Miembros del Gobierno se defienden frente a los representantes de la banda diciendo: “por dar el aviso del Faisán hay un alto policía encausado y casi el Jefe de Seguridad del PSOE”.

Los representantes del gobierno reconocen que «las detenciones del Faisán han sido un accidente grave», pero que los responsables del Gobierno «no lo han podido parar».

El gobierno socialista ofreció a ETA vías de financiación alternativas: “si el problema es el dinero siempre se podrá arreglar por medio de una organización internacional”.

Un gobierno que miente a las víctimas del terrorismo, a los cuerpos de seguridad del Estado, a todos los diputados del Congreso y a todos los españoles sólo tiene una salida honrosa: dimitir

Rajoy pidió las actas de las reuniones con ETA en el Debate del Estado de la Nación de Julio de 2007

Después de todo esto, ¿quién puede garantizarnos que el Gobierno no esté mintiendo ahora? Después de tanto engaño, ¿quién puede asegurarnos que no mientan siempre?

El Gobierno tiene fácil desmentir, si puede, el contenido de las actas aportando sus propias actas o las que consten en la institución mediadora.

Esta es el argumentario que el Partido Popular ha emitido desde la calle Génova para dejar bien clarito que clase de gentuza nos está gobernando. Sobra que hoy me enrolle y escriba alguna parrafada.