Posts etiquetados ‘PSC’

La foto que estáis viendo no es la portada de una película pornográfica donde se mezcla sexo con uniformes militares. Es una imagen que subió a su Facebook Pol Cabrer, candidata suplente del PP al Senado por Mallorca y ex congresista. En este fotomontaje podemos ver a la ministra de Defensa, Carmen Chacón, enseñando una teta junto a un grupo de altos mando del Ejército español con un comentario que dice: “Lo que tiene que hacer una ministra del PSOE para ganar votos”. En otras palabras, la popular llamaba a la candidata del PSC por Barcelona al Congreso puta, ni más ni menos. Claro, que esta forma de desacreditar a un personaje político le ha costado todos sus cargos a la candidata popular. Es lo mínimo que le puede pasar. Esta visión casposa y retrograda es repugnante, y más cuando es una mujer quien sugiere que otra persona de su mismo sexo consigue sus metas vendiendo su cuerpo. Ha sido la primera subida de tono de esta campaña electoral, pero no la única. Veamos el siguiente video.

http://www.youtube.com/watch?v=ywollfm9sXI

Solo pretendo enseñaros el spot propagandístico del PSC, no la tertulia, pero como el vídeo lo han retirado esta mañana de campaña por la oleada de críticas, solo lo he encontrado en esta tertulia del programa “El gato al agua” de Intereconomía. El mensaje que manda esta gentuza roza el delito. Acusar al PP de asesinar porque en un futuro van a recortar en sanidad, que son conjeturas de la izquierda, no una realidad, es muy fuerte. Este anuncio de los socialistas catalanes deja claro una cosa, el fin justifica los medios. Pero este ataque a la derecha se le puede volver en contra porque es en Cataluña donde más se está recortando en sanidad por el gasto incontrolado de Montilla y compañía, derrochando millones de euros en lujos, en embajadas catalanas para colocar a sus familiares y amigos, en fomentar el nacionalismo catalán y su odio a España… No me extraña que este vídeo se haya retirado. Su corta vida en campaña delata hasta qué punto se han pasado, aunque el daño ya está hecho. Veamos la siguiente imagen.

Los simpáticos jóvenes gallegos todavía se pasan más. En este cartel presentado por las Juventudes Socialistas de Galicia podemos ver una moneda de dos euros sobre un montón de libros que, se deduce, son de texto. El primero de ellos es “Men Kampf” (Mi lucha) de Adolf Hitler. El siguiente Lenguas Vernáculas. Luego Mujercitas. Y por último, Religión Católica. Debajo de esta torre de libros (Aunque en la foto subida no se vea)  aparece el siguiente rótulo: “Este es el modelo educativo que quiere la derecha”.  ¿Era necesario poner el libro escrito por uno de los mayores genocidas de la historia? ¿Acaso se parece el PP a los nazis? Yo no veo vídeos de la derecha acusando a la izquierda de este país de asesinato por los millones de muertos a manos de Stalin. El PP ya ha pedido su retirada por ofensivo, pero este núcleo de la extrema izquierda asentada en el PSOE no da su brazo a torcer, alegando la importancia que tiene las elecciones del 20N. En otras palabras, utilizan la famosa y vieja consigna de que “viene la derecha”, aunque está vez han ido demasiado lejos metiendo a Hitler. Comparar a un partido que le vota diez millones de personas con un genocida supera todas las barreras.

En todas las campañas electorales ocurre lo mismo. Normalmente suelen ser las generaciones más jóvenes de los partidos políticos. En un principio, nadie debería de hacer caso a estos vídeos propagandísticos esperpénticos que reflejan el carácter más retrogrado y agresivo de la política. Quiero pensar que su único objetivo es llamar la atención sin despertar ningún sentimiento dormido salvo el llamamiento a votar de los suyos. Pero deben de caer en la cuenta que la situación de este país es muy dura, con una crisis económica muy aguda y la gente puede comenzar a perder la calma al no ver un futuro más claro. Viendo estos tres ejemplos, no estaría nada mal que alguien pusiese algún límite a las campañas electorales, aunque solo fuera un par de dimisiones, como lo ocurrido con la popular de Mallorca de la primera fotografía, para que los encargados de hacer estos vídeos tomasen nota. Espero no ver más propaganda partidista en esta dirección, pero no dudare de seguir escribiendo si la cosa sigue así.

La campaña en Cataluña, con el paso de los días, se está convirtiendo en algo sobrecogedor, esperpéntico, sacando lo peor de los políticos, sus partidos y los pocos seguidores que tiene. Justo antes de escribir y expresar libremente mi opinión, algo que cada vez se está volviendo más difícil en este país, leo que un grupo de fanáticos independentistas han atacado al grito de “Iros a España” una carpa informativa de Ciudadanos en Barcelona, destrozando el lugar y tirando huevos con pintura a los simpatizantes. Zapatero estará orgulloso de que haya tensión, aunque mira donde ha desembocado.

Sin duda, la polémica de estos últimos días es el famoso cara a cara de Mas-Montilla que al final no se ha celebrado. Ya tenemos reproches hasta el domingo. Me parece bien que la Junta Electoral haya prohibido el debate, porque las normas están para cumplirlas. Cuando Montilla lleva cuatro años haciendo lo que le da la gana, vulnerando la Constitución y saltándose las leyes cuando le apetece, ahora se cabrea, porque no puede chapurrear, el pobre no llega a más, con Mas, ya que ve por perdidas las elecciones. El líder de los socialistas catalanes está decepcionado, viendo lamentable el veto al debate. ¿Qué pasa, señor Montilla, qué se siente cuando te prohíben realizar un acto tan democrático como un debate? Pues así se sienten los maestros catalanes que tú, junto con los demás miembros de ese tripartito siniestro que ha destruido Cataluña, has echado de su docencia por no aprobar los exámenes inquisidores que los obligabas a realizar para comprobar que saben hablar en catalán. Y a los médicos. Y a los funcionarios. Y a tanta gente que has despreciado por tú ceguera independentista.

Montilla es patético, pero Sánchez Camacho se esfuerza en igualarle, incluso en superarle. No tiene otra cosa la popular que participar en “El club del chiste”, el programa de Antena 3, contando gracietas sobre Zapatero o los chinos. Bastante tiene los chinos con los ataques de Corea del norte a los surcoreanos para que encima venga Sánchez Camacho a reírse de ellos con chistes, por cierto, malísimos. Lo que tiene que hacer la líder del PPC es explicarnos cómo va a pactar con CIU, en el hipotético caso de que Mas gane las elecciones y no obtenga mayoría absoluta. Que lo explique, porque es prácticamente imposible, negociar y pactar con CIU, cuando saca videos donde se insulta a todos los españoles, llamándonos ladrones. Lo que no se es como se extrañan de que la sociedad catalana no vaya a votar con dicho vídeo que reproduzco a continuación.

Y si eran pocos, también entran en campaña los ex colegas de Zapatero, los titiriteros, dando su apoyo a ICV, firmando el manifiesto “Si yo viviera en Cataluña, votaría a Joan Herrera”. Personalidades como los Bardem, Almodovar o Sabina, es decir, los de siempre, han reflejado en dicho escrito que no pueden perder su identidad de izquierdas. Vaya semana que lleva Zapatero. Entre el “Saharazo”, el ataque de los mercados, y los “cuernos” que le han puesto sus ex palmeros, sus seguidores de la ex ceja, porque ahora, cuando las cosas van tan mal, nadie es de ZP, son todos ex del presidente. Como de costumbre, cuando el barco empieza a hundirse, los primeros que abandonan, las ratas. Lo que me intriga es si Almodobar, por ejemplo, está a favor de la nueva ley de cine, donde se obliga el doblaje en catalán del 50% de las películas, normativa que producirá grandes pérdidas a las salas de cine de Cataluña.

Menos mal que, aunque Montilla parece un cadáver político andante, todavía no ha perdido el sentido del humor, sacando en el último Consejo de Gobierno una medida donde recoge doce requisitos para aumentar el número de categorías de los hoteles. Aunque dicha medida tiene puntos interesantes, como no premiar los metros cuadrados de las habitaciones, el punto que más polémica ha suscitado es la obligación de los hoteles con cuatro o más estrellas ofrecer un desayuno catalán, donde no va a faltar el pa`amb tomàquet o la butifarra de la zona. Mejor reír que no llorar ante estas tomaduras de pelo, aunque en parte estoy de acuerdo. Que mejor manera de empezar el día con una buena rebanada de pan con aceite, tomate y jamón. El problema es que la medida no especifica que pan debe de ser, si integral, normal, de chapata, hogaza, de caña o baguette. Serán las prisas de campaña, pero seguro que inventaran alguna fórmula para sacar un pan, un tipo de aceite, un tomate y un jamón auténtico catalán, diferente del resto.