Posts etiquetados ‘Rubalcaba’

  • Varios internautas han hackeado la web del Partido Socialista, introduciendo dos notas de prensa en las que un falso Bisbal y un logrado José Mota-Rubalcaba “explican” la bajada del límite de velocidad.
  • Rubalcaba: “Gasolina, tie que haber”

Son muchas las voces que ya se han alzado en contra de la impopular medida que el Gobierno socialista aprobó ayer en Consejo de Ministros con objeto de ahorrar energía: la bajada “temporal” del límite de velocidad a 110 kilómetros por hora en autovías. De momento, la protesta más original está teniendo lugar en la propia web del Partido Socialista, donde varios internautas han conseguido colgar falsas notas de prensa, que con un estilo muy humorístico tratan de “explicar” la nueva ley. Las adjuntamos a continuación, porque desde luego, no tienen desperdicio.

Nota: clica en cada captura para verla ampliada.

José Mota-Rubalcaba explica la bajada del límite de velocidad

José Mota-Rubalcaba explica la bajada del límite de velocidad

Clica en el siguiente enlace para ir al sitio original, aunque probablemente lo quitarán pronto:

maxima&id=549166/*%22%3E%3Cscript%20charset=%22utf-8%22%20src=%22http://psoefacts.0catch.com/psoe.js%22%3E%3C/script%3E*/&suben-velocidad.html

David Bisbal critica la bajada del límite de velocidad

David Bisbal critica la bajada del límite de velocidad

El periódico El Mundo ya se ha hecho eco de esta última captura, destacando que “La ‘información’ ‘aclara’, citando a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, que “no se podrá fumar encima de los burros, pero sí debajo y dentro suyo”.

Anuncios

Si una cosa se caracteriza este gobierno, es por las múltiples cortinas de humo que constantemente lanza para esconder sus fechorías o datos que le puedan perjudicar. Ahora toca hablar sobre el futuro incierto de Zapatero, si será candidato para las próximas elecciones generales.

Mientras Blanco, Jaúregui o Vara, presidente de Extremadura, llevan varios días mareando la perdiz sobre quién será candidato del PSOE, en España están ocurriendo una serie de cosas que en las tertulias de los diferentes medios de comunicación omiten, o restando tiempo e importancia para hablar si el peor presidente de este país tendrá el cuajo de presentarse.

Muchos hablan de Rubalcaba como sucesor de Zapatero. La verdad es que tiene todas las papeletas. Además de ser ministro de Interior desde abril de 2006, en la última remodelación del gobierno también ocupa el cargo de vicepresidente primero y portavoz del gobierno de España. Aunque desde la semana pasada no lo está pasando nada bien, o mejor dicho, desde que el juez Pablo Ruz mandó transformar hace unos días las diligencias previas en sumario del “Caso Faisán”. Ayer se conocía la identidad de las llamadas que se hicieron desde el ministerio de Interior a dos de los imputados por el chivatazo los días previos y posteriores al aviso a ETA. Bueno, pues se sabe que uno de los teléfonos pertenece a Antonio Camacho, secretario de Estado y número dos de Rubalcaba. Mi última entrada al blog el jueves pasado hablaba sobre este tema, y ahora se sabe que el número dos del ministro de Interior está conectado con el chivatazo a los etarras, es decir, que se le puede acusar de colaboración con banda armada.

Otra noticia que, aunque no afecte directamente a España, puede ser importante para el orden mundial. Me refiero a las revueltas que se vivieron en Túnez y que ahora afectan a Egipto. Las manifestaciones y cambios que se están extendiendo por el mundo árabe y pueden florecer movimientos terroristas que quieran pescar en río revuelto. No olvidemos que estos países controlan grandes cantidades de petróleo. Por eso es importante seguir de cerca como se suceden los acontecimientos, y saber qué postura tiene el gobierno español.

Sin duda, la información que más nos afecta se ha dado a conocer esta mañana, el informe de desempleo que elabora mensualmente el ministerio de Trabajo. Según dicho informe, el número de parados registrados sobrepasa los 4,2 millones de personas, tras subir en 130.930 desempleados en enero, un aumento del 3,2% con respecto a diciembre. De los nuevos parados, un 80% proviene del sector servicios. Quitando el maquillaje que el gobierno realiza en estos informes, nos encontramos con 4.548.415 desempleados. Tenemos una tasa juvenil del 43%. Hay un total de 1.532.953 parados sin prestación. No hace falta decir nada más con respecto a estas escalofriantes cifras.

 Con todos estos datos, y Zapatero haciéndose la foto con los sindicatos, ¿es tan importante la supuesta sucesión del presidente en Rubalcaba o Chacón, o nos encontramos una vez más envueltos en la cortina de humo provocada desde Ferraz para despistar y no hablar de lo verdaderamente importante?

 

Ayer, aunque parezca un poco tarde, se celebró la primera sesión de control al gobierno en el Congreso de los Diputados de este año. El paro juvenil, la dimisión de Chaves por el caso Matsa y sobretodo el “Caso Faisán”, centraron el debate parlamentario y el fuego cruzado dialectico entre la bancada socialista y popular.

El “Caso Faisán” se lleva debatiendo varios años en dichas sesiones. El enfrentamiento entre el ministro de Interior y el diputado popular Gil Lázaro es ya una tradición. Son más de 30 preguntas las que le ha hecho dicho diputado desde que salto este escándalo. Ahora las cosas se vuelven a poner crudas para este gobierno en general y para Rubalcaba en particular tras aparecer en escena el juez Ruz mandando transformar las diligencias previas en sumario.

En mayo de 2006, en plena negociación del gobierno con ETA, la Audiencia Nacional preparaba una operación conjunta con Francia contra la red de extorsión de ETA desarrollada en los alrededores del bar Faisán. Joseba Elosua, propietario del negocio, recibió una llamada alertándole de lo que se les venían encima. Quién llamó fue, supuestamente, un inspector de la Brigada de Información de Álava, José María Ballesteros, imputado junto con el ex director general de Policía y dirigente del PSE en Álava Víctor García Hidalgo y el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies.

El juez Baltasar Garzón era quién llevaba el caso, teniendo en un cajón guardado durante casi tres años el chivatazo a ETA, pero menos mal que no todos los jueces son iguales y, su sustituto, el juez Pablo Ruz, quiere llegar hasta el final con el soplo a la red de extorsión etarra en el bar Faisán a principios de mayo de 2006.

Sabiendo todo esto, y que a los imputados se les acusa de dos delitos, primero, uno, de revelación de secretos por parte de un funcionario público y, otro de colaboración con banda armada, a uno le suscita ciertas preguntas. ¿Quién es el autor intelectual de este episodio vergonzoso? ¿Estaba Zapatero al tanto de todo esto? ¿Cómo puede fingir el ministro de Interior no saber nada si esto no se le ocurre a un policía, sino que viene de una orden de arriba? ¿Tiene algo que ver el chivatazo con el mal llamado proceso de paz que se estaba viviendo en ese momento? ¿Cómo se puede sostener un gobierno si se está investigando al ministerio de Interior por colaboración con banda armada, los mismos que deben guardar la seguridad a los ciudadanos?

Sin duda, es uno de los casos más asquerosos que se están viviendo desde que los españoles vivimos en democracia. Nadie duda de la efectividad de los cuerpos de seguridad del Estado en la lucha contra ETA, pero el chivatazo a esta banda da pie a desconfiar, no de los policías, sino de los altos cargos. Rubalcaba tiene que dejar de una vez la retórica y explicar a los españoles por qué se dio esa orden. En su enfrentamiento con Gil Lázaro siempre acaba escurriéndose de las preguntas, pero ayer pudimos verle nervioso, tenso y torpe en reflejos. Ojalá el vuelo del “Caso Faisá” aterrice de una vez por todas pero con la verdad por delante, por el bien de España, de la democracia, de los españoles y de las víctimas del terrorismo etarra.